¿Cuántas caricaturas feministas conoces?

Los noventa nos enseñan 4 grandes ejemplos de caricaturas feministas

Los noventa nos enseñan 4 grandes ejemplos de caricaturas feministas

Si creciste en los años noventa parece natural que sientas nostalgia y cariño por las series animadas de esa época.

Ahora que eres adulto y las vuelves a mirar puede que sientas aún más aprecio por ellas. Y es que, revisitando algunas caricaturas del pasado, podrás descubrir que muchas de ellas tienen brillantes momentos feministas.

Es hermoso porque no todos los niños de los noventa tuvimos la fortuna de crecer en un hogar o una sociedad que creyera en la equidad de género.

Es por eso que estas caricaturas se vuelven relevantes, porque sin saberlo pudieron haber influido en nosotros para bien. Estas cuatro caricaturas con momentos feministas te demostrarán que las series de esa época no fueron una mala influencia.

Recreo

Tenemos que hablar de lo avanzada que era la señorita Grotke, maestra de los niños de cuarto grado en Recreo, para su época.

Ella simplemente era genial porque no tenía empacho en señalar cómo la escritura de la historia universal ignoró a las mujeres.

“Toma con cuidado estos libros de historia, ya que se centran principalmente en hombres blancos occidentales”, dijo en una de sus clases.

Cuántas caricaturas feministas conoces

También lo fue cuando le explicó a sus alumnos que puedes elegir cómo cuidar tu cuerpo, sin que eso se ajuste a los estándares de belleza occidentales, y mostró que no se depilaba las piernas.

Cuántas caricaturas feministas conoces

Y qué me dices del día en que recordó que Amelia Earhart fue un icono feminista.

“En 1932, Amelia Earhart voló a través del atlántico convirtiéndose en un modelo abierto de feminismo”.

Cuántas caricaturas feministas conoces

Johnny Bravo

Aunque nos cueste creerlo y aunque el personaje sea tonto. Johnny Bravo nos dio mucho qué pensar sobre feminismo. Desde la infancia lo vimos fracasar en el amor con su machismo explícito. Entonces, nunca fue un modelo a seguir para nadie.

El punto culminante fue el episodio en el que Johnny se convierte en Jenny, una mujer, y experimenta cómo las mujeres son acosadas al caminar en la calle y cómo los comentarios sexistas nunca cesan. Luego aparecen chicas defendiéndose de los hombres y aparece esta frase:

“¿De esto se trata ser mujer? Estos idiotas creen que porque somos hermosas tienen permiso de ser insoportables”.

Las chicas Súperpoderosas

Mucho antes de que Marvel y DC decidieran por fin llevar a la pantalla grande historias de mujeres superheroínas, aparecieron Bombón, Burbuja y Bellota en la televisión para demostrarnos que las niñas podíamos patear traseros.

También tenían diálogos inteligentes como este:

Burbuja: ¡Wow! ¡Mira todas esas pesas! Apuesto que nuestro nuevo vecino es fuerte y muy varonil.

Bombón: ¡Burbuja! Las mujeres también levantan pesas. Apuesto a que ella es probablemente una fisicoculturista muy inteligente.

Hey Arnold

El feminismo en esta serie tiene nombre y apellido: Helga Pataki. Y es que, a pesar de estar enamorada de Arnold, Helga nunca dejó que su “amor” opacara sus otras metas.

Para muestra, un episodio en el que Helga sueña con casarse con Arnold, pero eso no es todo. En su luna de miel imaginaria, Helga lee el periódico y lo que aparece ahí no le gusta nada, así que decide postularse a la presidencia de su país.

Arnold se muestra muy feliz con la decisión de Helga, la apoya y le dice que se sentiría muy honrado de ser su esposo cuando ella sea presidenta.

Una vez que Helga asume el cargo de presidenta de Estados Unidos, unos villanos secuestran a Arnold y ella tiene que salvarlo.