Te presentamos los momentos más oscuros del Caballero de la Noche.

Batman también tiene su lado oscuro.

Batman también tiene su lado oscuro.

A pesar de que Batman es uno de los héroes más populares y favoritos por los fanáticos del cómic y los superhéroes, sin tener algún tipo de poder que lo haga “especial”, este personaje es uno de los más sombríos y misteriosos de todos los tiempos.

Todos conocemos cómo ha sido su vida, lo que ha tenido que pasar y aprender a sobrellevar desde pequeño, pero todo aquello de lo que ha sido testigo ha dejado en él grandes huellas imborrables, de las cuales muchas de ellas viven en lo más profundo de su ser y realmente han sido difíciles de detectar, pero que en algún momento determinado han salido a la luz, pero hubiéramos preferido que nunca lo hubieran hecho.

Si creías que ya conocías todo sobre Batman y Bruce Wayne por cada una de las historias de las que has sido testigo desde la creación del personaje en 1939, estás muy equivocado, ya que aún te falta conocer el lado sombrío de este personaje que siempre ha estado ahí y que probablemente nunca notaste porque siempre lo has visto como un héroe.

 

Se convirtió en Vampiro

Te presentamos los momentos más oscuros del Caballero de la Noche

La criatura mítica con la que inconscientemente se le relaciona a Batman es el vampiro, ya que este se convierte en murciélago y Batman es el Hombre Murciélago, y para la trilogía de Batman y Drácula el héroe se termina convirtiendo en vampiro al ser mordido por una de estas criaturas. Lo que en un principio parecía ser bueno, ya que gracias a su nueva fuerza vampírica venció a la horda de vampiros y matando a Drácula, terminó siendo un completo caos, debido a que su insaciable sed de sangre lo lleva a asesinar a todos sus viejos enemigos y beber toda su sangre, convirtiéndose en un verdadero monstruo y el líder de los vampiros.

Al reaccionar y darse cuenta en lo que se ha convertido, decide suicidarse exponiéndose a la luz del sol.

 

Es un adicto

Te presentamos los momentos más oscuros del Caballero de la Noche

Si alguna vez te has preguntado cómo un simple mortal podría tener tanta fuerza para luchar contra criminales y monstruos sin morir en el intento te habrás podido dar cuenta que eso no es para nada normal, y sí, estás totalmente en lo correcto. Muchos hemos pensado que aguantar la vida que Bruce Wayne lleva para ser Batman es mortal, por lo que necesitará de algo más que café para mantenerse despierto y con la pila al cien para aguantar este agotador trabajo y lo que le da la fortaleza para resistir esto se llama Venom.

En la serie Batman: Venom, el escritor Denny O’Neil nos dio a conocer que Batman consumió en algún momento de su vida este tipo de droga llamado Venom, la cual le daba el poder de hacerse más fuerte, pero, desafortunadamente, esta droga le genera adicción y lo trastorna, lo vuelve loco, tanto que tiene que internarse por un tiempo lejos de todos aquellos a los que ama para terminar con esta adicción.

Bane también utiliza esta droga para poseer gran fuerza y ser invencible.

 

Alucina sobre sus padres

Te presentamos los momentos más oscuros del Caballero de la Noche

Si algo conocemos a la perfección de Batman es la triste historia de su vida y el suceso que lo llevó a convertirse en un justiciero, es decir, la muerte de sus padres. Ante los ojos de todos este logra superar este hecho y hacer de la tragedia algo bueno, pero la verdad es que el fantasma de ese día no deja de perseguirlo, por lo tanto sigue cargando con el trauma que esto le provocó.

Prueba de ello son las constantes alucinaciones sobre sus padres que tiene, ya que este mantiene las cicatrices del momento de la muerte de estos constantemente en su memoria y las ocasiones en las que más alucinaciones tiene es cuando se encuentra bajo presión. Esto sucede debido a que nunca recibió la ayuda necesaria para superar este trauma.

 

Sí ha cometido asesinato

Te presentamos los momentos más oscuros del Caballero de la Noche

Batman tiene una regla estricta que por nada del mundo rompe, ni por más odio y enojo que sienta, o al menos eso creíamos. La regla de no matar ha sido conocida desde sus inicios y realmente la ha seguido al pie de la letra, pero en sus primeros días como Batman, el Caballero Oscuro tenía una perspectiva muy diferente de cómo lidiar con el crimen, ya que creía firmemente en asesinar a quien fuera necesario, pero nunca realizó este acto con sus propias manos, aquellas veces en las que se le pudo involucrar en algún crimen nunca hubo las pruebas necesarias para hacerlo, ya que todos estos fueron accidentes, pero nunca hizo nada para evitar que ocurrieran.

Ya sea porque “accidentalmente” atravesó a alguien con una espada o “accidentalmente” le rompió el cuello a alguien, ha sabido librar la culpa de cargar en su conciencia con esas muertes, pero la realidad es que en verdad las mató.

Si esto no es suficiente evidencia para considerar que ha cometido asesinato, seguramente el hecho de haber encerrado a KGBeast en una habitación bloqueada sin comida ni bebida, hasta que muera lo es, ya que no le da ni la más mínima posibilidad al villano de poder escapar en algún momento de su encierro para poder seguir viviendo, simplemente se da la vuelta y se va.

 

Su vigilancia excede límites

Te presentamos los momentos más oscuros del Caballero de la Noche

Sabemos que a Batman le gusta tener el control de todo y que hace hasta lo imposible con tal de obtenerlo, pero esta obsesión por saber que todo en el mundo, específicamente en Gotham City, marcha bien lo ha llevado a violar la delgada línea de ser un vigilante a un espía. Tal como lo vimos en la película de Batman: The Dark Knight, Bruce tiene una supercomputadora masiva NSA con la cual tiene bajo la mira a toda la ciudad y a cada uno de los habitantes, esto con el pretexto de saber dónde están los villanos y conocer lo que están tramando, pero la realidad es que todos, en todo momento, están siendo observados por Batman.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here