De fan a rockstar, la historia de Jay de Slipknot

Jay Weinberg pasó de fan a baterista de su banda favorita

El sueño de cualquier niño o niña es conocer a su ídolo, esa persona que representa tus sueños y se convierte en un ejemplo a seguir aunque las cosas parezcan imposibles (o irreales). Un superhéroe de cómic, el protagonista de una película de acción, un personaje de una novela, o un músico o banda que define el camino que has de seguir para siempre. Con este último, las probabilidades de acercarse a ese o esos “héroes” crecen cuando te llevan a un concierto y saboreas de cerca lo que tanto te hace feliz…

Ni qué decir cuando finalmente lo conoces… y juras convertirte en parte de eso. ¿Imposible? Ni tanto. Esto fue lo que le sucedió a Jay Weinberg, baterista de Slipknot desde 2014, pero quien acaba de revelar un tierno encuentro con la banda cuando apenas era un niño (muy fan). La historia dice así…

En 2001 y 2003 (no sabemos con exactitud la fecha), Slipknot se presentó en la NC Bank Arts Centre de Holmdel en New Jersey. En alguna de las dos fechas, Jay Weinberg, cuando apenas era un niño, fue con su papá al backstage para conocer a los miembros de su banda favorita. El momento fue capturado en una imagen en la que se ve a Jay con una máscara, en medio su padre Max(quien es baterista de E Street Band), quien está conversando con Jim Root, guitarrista y fundador de Slipknot.

El 30 de agosto, pero de 2019, Slipknot se presentó en el mismo lugar, el NC Bank Arts Centre, pero con algunos cambios en su alineación que incluyen a Jay, ese niño fan de la foto, como el baterista oficial de la banda de sus sueños. De este modo, para celebrar el acontecimiento, Jay decidió recrear la imagen junto a su padre y Jim Root, en la misma posición, pero ahora con una máscara que le pertenece.

En 2014, Jay Weinberg acudió a una audición para convertirse en baterista de Slipknot después de la salida de Joey Jordison ese mismo año. Desde que se convirtió en miembro de la banda, el músico no ha dejado de hablar del amor que le tiene a Slipknot, y la enorme admiración que siente por ellos desde niño… y vaya que esta es la prueba no sólo de su fanatismo, sino de que los sueños, aunque sean infantiles, se pueden cumplir…

Finalmente, Weinberg audicionó a los 24 años de edad.

Las dos imágenes fueron compartidas en una publicación de Instagram de la cuenta oficial de Jay: “Time is a flat circle, escribió. En una entrevista hace un par de meses para SJC Drums, el baterista dijo: “Ha sido la experiencia más grande, llena de euforia y autodestructiva. Requiere mucha sangre y mucho dolor, pero todo vale la pena porque Slipknot es la banda más grande del mundo. Punto“.