Dolores O´Riordan, una vida manchada por el abuso sexual.

La finada vocalista de los Cranberries también fue víctima de abuso sexual.

La finada vocalista de los Cranberries también fue víctima de abuso sexual.

El mundo de la música permanece en luto desde que se conociera la muerte de Dolores O’Riordan . La cantante y guitarrista de The Cranberries ha dejado huérfanos a una legión de fans cuando contaba solo con 46 años. Por el momento no han trascendido las causas de su muerte, solo se sabe que la encontraron sin vida de forma repentina en Londres, donde participaba en una sesión de grabación. La policía metropolitana solo ha podido certificar la defunción y que en esta etapa inicial se trata como algo “inexplicable”.

Según ha publicado TMZ, medio especializado en dar exclusivas sobre famosos, Dolores O’Riordan estaba “terriblemente deprimida” en sus últimas semanas de vida. Una información que les habría trasladado desde el círculo de amistades de la artista irlandesa. Además, también explican que la voz de temas como de ‘Zombie’ o ‘Linger’ sufría graves dolores en la espalda.

La vida de Dolores Mary Eileen O’Riordan Burton estuvo marcada por el accidente de tráfico que sufrió su padre, que quedó postrado a una silla de ruedas, y por los abusos sexuales que sufrió siendo una niña. En 2013 confesó que de pequeña una “persona de confianza” cerca de su casa de Limerick, al sur de Irlanda, se sobrepasó con ella desde los ocho hasta los 12 años. Aquella traumática experiencia fue algo que siempre llevó a cuestas y le costó muchos años de terapia.

“Siento que me he quitado un gran peso de encima. Siento que me va a ayudar mucho abrirme y confesárselo a toda la gente que compró mis discos y que me quiere”, detalló O’Riordan al ‘Belfast Telegraph’. Esos abusos sexuales fueron el origen de la mayoría de sus males: problemas alimenticios, con el alcoholdepresión crisis nerviosas.

También en 2013 la artista irlandesa reveló que un año antes había intentado quitarse la vida con una sobredosis. “Supongo que debo estar aquí con los chicos”, detalló en relación a los tres hijos que tuvo con el manager de Duran Duran, Don Burton. Estuvieron juntos casi dos décadas y se separaron en 2014.

Llegó entonces una época difícil en la vida de Dolores O’Riordan. El éxito musical con el que arrasó en los 90 había quedado atrás. Seguía siendo una virtuosa alternando graves y agudos como pocos, pero empezó a ser más noticia por sus polémicas. El trastorno bipolar que le fue diagnosticado la llevaba a ir desde etapas eufóricas hasta otras deprimentes.

En 2014 acaparó portadas en la prensa por escupir y dar un cabezazo a un policía irlandés. La acababan de bajar de un avión por agredir a una azafata en pleno vuelo y al llegar a tierra estaba fuera de sí. Insultó a los agentes del aeropuerto y gritó que ella era “la reina de Limerick”. Recibió una multa de 6.000 euros por alterar el orden.

A nivel musical también hubo altibajos. Los inicios con Feargal Lawler a la batería, Mike Hogan al bajo y Noel Hogan a la guitarra no fueron fáciles. The Cranberries empezó sin hacer mucho ruido hasta que arrasaron de forma internacional con dos discos consecutivos, ‘Everybody else is joint it, so why can’t we?’ (1993) y ‘No need to argue’ (1994).

El quinto disco, ‘Wake up and Shell the coffe’ (2001) supuso la disolución de la banda solo dos años después. Quisieron probar suerte en solitario y O’Riordan publicó dos discos de estudio. Aunque ella era la voz y líder de The Cranberries, el éxito no fue el mismo sin sus compañeros.

Viendo que seguían teniendo una legión de seguidores como banda, se reunieron en 2010 para hacer una gira en Estados Unidos y Europa. No fue del todo bien el reencuentro y ella acabó emprendiendo acciones legales contra Noel Hogan. Entre los dos componían la mayoría de canciones del grupo y tuvieron disputas en relación a la autoría de algunos temas.

Dolores ORiordan, una vida manchada por el abuso sexual

Una vez superadas las diferencias en los tribunales, The Cranberries retomaron el trabajo juntos en 2016. Este pasado verano la formación tenía que hacer un gira por toda Europa, pero tuvo que suspenderse por unos problemas de salud de la cantante. Unos dolores en la espalda privaron a los fans de Madrid y Barcelona de revivir los temazos que encumbraron al grupo irlandés.

A pesar de que fue considerada una de las diez mujeres más ricas de Irlanda, la vida de la artista no fue un camino de rosas. “Cuando la vida es perfecta se convierte en aburrida; tienes que desafiarte porque eso te da una razón para vivir”, comentó a la agencia Efe la mujer que ahora ha dejado huérfanos a sus tres hijos y a una legión de admiradores de su música.Dolores ORiordan, una vida manchada por el abuso sexual

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here