Los dos grandes amores de Freddie Mercury.

Amor hasta después de la tumba, así los romances de Mercury

Los dos grandes amores de Freddie Mercury

Amor hasta después de la tumba, así los romances de Mercury

Freddie Mercury fue famoso no solo por su gran voz, extraordinarios discos con Queen o de solista, o sus vestimentas que lucía en el escenario, sino también, por ser un conquistador nato de varios corazones sin importar género.

Pero el que nació como Farrokh Bulsara tuvo dos amores en su vida, dos personas a las que amó con toda la dulzura de su voz y a quienes nunca les importó cómo era ni cómo socializaba.

Sus nombres, Mary Austin y Jim Hutton, ambos compartían la mitad del corazón del vocalista y siempre fueron muy cercanos a él. ¿Pero quiénes fueron estos personajes que siempre estuvieron detrás del telón de Freddie y que eran odiados por el otro círculo que lo rodeaba?

Mary saltó a la fama el día que anunciaron los bienes de Freddie Mercury y quiénes eran los beneficiarios. Todos los allegados al cantante pegaron el grito en el cielo cuando vieron que Mary poseía la mitad de todo lo que hizo su amigo bigotón en vida.

Los dos grandes amores de Freddie Mercury

Fue su primera novia formal y de la que todo mundo sabía antes de aceptar su homosexualidad, a pesar de esto, ella le aceptó y siguió apegado a él el resto de su existencia.

Cuando Freddie Mercury le dijo por primera vez a Mary que deseaba dejarle su majestuosa mansión en Kensington, su reacción fue de temor. Ella le pidió que donase todo a la caridad o alguna fundación, o que se hiciera un museo en su honor, pero no aceptó.

Corría el lejano 1991, Mary cuidó junto a su hijo Richard y su pareja Piers Cameron a Freddie, además que ella era de las escasas personas que sabían de la enfermedad mortal del cantante. Ella estuvo a su lado hasta el último suspiro de Mercury y fue la autora de esconder sus cenizas en un lugar secreto que se llevará a la tumba.

Por su amor incondicional y tras vivir seis largos años juntos, Freddie compuso “Love Of My Life” y hay un párrafo que describe su amor por Mary: “When I grow older I will be there at your side to remind you how I still love you, I still love you”…

Tras saber la decisión de Freddie, los miembros de Queen dejaron de hablarle a Mary y hasta la ficha así continúa el vínculo. A ella parece importarle poco, y puede presumir que la habitación amarilla donde murió Freddie, los muebles Luis XV, el piano donde compuso “Bohemian Rhapsody” continúan intactos, por respeto, porque Freddie fue su gran amor.

Freddie escribió esto en su testamento: “El único amigo de verdad que he tenido es Mary. Ella heredará la mayor parte de mi fortuna. ¿Qué mejor persona a quien dejarle mi herencia cuando me vaya? Naturalmente, mis padres están en mi testamento, igual que mis gatos, pero la mayor parte iría a parar a Mary”.

Los dos grandes amores de Freddie Mercury

Un día de juerga y de vida loca a mediados de los 80, Freddie se escapó a un bar donde conoció a un peluquero y escritor que le llamó la atención a primera vista. El hombre tenía un ligero parecido a él, pero este no se sorprendió por quién era el cantante y se hizo el difícil un buen rato.

Hutton escribió de ese primer encuentro: “Él estaba vestido informalmente y, como yo, llevaba bigote. Era delgado y no el tipo de hombre que yo encontraba atractivo. ‘Te invito a tomar una copa’, me dijo y contesté: ‘No, gracias’. Después me preguntó qué iba a hacer esa noche. ‘Fuera’, le dije. ‘Sería mejor que se lo preguntaras a mi novio’. Se dio cuenta de que no estaba teniendo ningún éxito y se marchó, regresando con sus amigos”.

Freddie no desesperó y empezó a verse con Hutton después de dos años, logró convencerlo de mudarse con él a Garden Lodge. Su relación fue un tanto discreta, pero Hutton lo seguía por todas las giras y lugares donde iba la estrella del rock ópera.

Hutton también contrajo VIH pero le dijo a Freddie hasta el año de la muerte de su pareja. Él fue otro que estuvo en el lecho de muerte del icono, pero no tuvo los mismos beneficios que Mary en el testamento. El escritor falleció a causa de un cáncer de pulmón en el 2010 a los 60 años. Brian May confirmó la noticia ya que continuaba manteniendo contacto con él hasta esa fecha.

Freddie tuvo corazón para todos, pero en especial para sus dos grandes amores en vida: una mujer y un hombre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here