¿Quién gana con Spotify, las disqueras o los artistas?

Las disqueras se hacen (más) millonarias gracias al streaming

La frase popular “todos tenemos días malos” parece no aplicar para las importantes compañías discográficas modernas. Si ha hecho la era digital, además de facilitar que tengas la discografía de tu vida en una aplicación en tu celular, es hacer que los grandes sellos discográficos ganen progresivamente más y más billetes verdes. Según un nuevo informe de Music Business Worldwide (MBW), las principales discográficas obtuvieron casi $1 millón de dólares por hora de streaming solo en 2019.

El análisis de MBW le echó un ojo a los números fiscales de dominio público de Vivendi, Sony Corp y Warner Music Group para ver los datos de sus divisiones musicales: Universal Music Group, Sony Music Group y Warner Music Group. Ahí se dieron cuenta que se embolsan en conjunto $22.9 millones de dólares cada que se pone el sol. Esto significa que cada hora, sin contar sus otras fuentes de ingreso, ganan casi el millón de dólares cada 60 minutos. Eso es bastante pensando que en algún momento, Spotify se promocionó como un servicio a favor de los y las artistas… Pero, como siempre, nos estaban dando atole con el dedo.

Para entender mejor el momento que atraviesa la industria musical, hay que desglosar el estudio con sutileza ya que estamos hablando del mejor año en la industria. Algo que llega como toda una historia de éxito desde la complicada era de Napster. Sin embargo, aún hay varios asuntos y preguntas que estas grandes empresas tienen que darles respuesta. Entre ellas: ¿Qué pasará cuando el número de suscriptores de paga se estabilice? y ¿Hasta qué punto este sistema es un negocio que remunera de manera justa a los artistas?

Pongamos el siguiente ejemplo que nos regalan los números del estudio: aunque el 2019 fue el mejor años para la industria, su crecimiento no refleja los números positivos que le gustaría ver a los empresarios de saco y corbata. El 2019 vio un crecimiento de $1.43 billones, nada mal pensaríamos nosotros… Pero en el Monopoly de la vida esto significó un desacelere de $210 millones de dólares con respecto al 2017-2018.

Ahora, hablando de los artistas que admiramos. Estas gigantescas ganancias no siempre encuentran la forma de llegar a sus bolsillos, ya que ganan solo $0.012 dólares por reproducción en Apple Music o $0.003 en Spotify. Esto significa que hacen solo centavos cuando alguien escucha un disco completo de su trabajo. ¿Y todo lo demás? Se está yendo a otro lado, principalmente a las gestiones de nivel superior. Si no eres un artista que se embolsa millones de reproducciones en este modelo de negocios, realmente no es un sistema que te favorezca.