The Clash nos reafirma que no es bueno hacer cosas buenas que parezcan malas.

El himno punk que terminó siendo usado para todo lo contrario.

El himno punk que terminó siendo usado para todo lo contrario.

‘Rock The Casbah’ se estrenó en 1982, sacudiendo la cabeza de todos los jóvenes de ese entonces, incluso llegó a colocarse en los primeros lugares en las listas de popularidad en Inglaterra y Estados Unidos. Lo que interpretó de manera errónea —o no— el país norteamericano, fue el mensaje sarcástico y cómico sobre la reciente prohibición del rock and roll en Irán por órdenes del Líder Supremo Ruhollah Musaví Jomeini.

Jomeini instauró la “Sharía” –conocido en el occidente como el Derecho Islámico–. La Sharía es un código detallado de conducta en el que se explica lo permitido y lo prohibido en torno al culto, la moral y la forma de vida en general. Este fundamentalismo religioso se oponía a todo lo que tuviera que ver con el Occidente, incluso las artes. Fue entonces cuando el rock quedó prohibido en aquellas tierras, porque para ellos no había algo más norteamericano que el rock.

La cultura norteamericana se caracteriza por hacer guerras y por distorsionar los mensajes a su favor, incluso cuando el discurso está en su contra. Aunque duele decirlo, la música tampoco quedó exenta de esta bajeza. Cuando el grupo de punk The Clash compuso una canción que criticaba las dictaduras y la violación de los derechos humanos, el país norteamericano la usó como un himno de guerra.

Durante la Guerra del Golfo, los aviones norteamericanos invadieron los cielos de Irak con el objetivo de destruir todo lo que estuviera sobre el paisaje desértico. Una vez que se posaron en tierras enemigas y antes de desatar su ola de destrucción, la primera canción que sonó en la radio de las Fuerzas Armadas fue… ¿Rock The Casbah?

The Clash nos reafirma que no es bueno hacer cosas buenas que parezcan malas

Así es, las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos ensuciaron la carga ideológica del tema y la usaron como estandarte de la primera Guerra del Golfo. Ellos lo hicieron porque una de sus estrofas dice “Drop your bombs between the minarets”. Obviamente The Clash nunca escribió aquella letra con fines bélicos, mucho menos para que el país imperialista que tanto criticaron la pusiera antes de matar a miles de personas.

Aunque parezca sorprendente, el rock era un género muy popular en Irán, pero el ascenso de Jomeini y su nuevos decretos antioccidente dejó a muchos jóvenes desahuciados. Fue entonces que The Clash, siendo una banda punk de verdad –y que quede claro que estaban muy alejados de la ideología del rock–, se burló de la absurda prohibición y compuso el tema “Rock The Casbah”.

La canción habla sobre un levantamiento de los jóvenes que quieren escuchar rock en un lugar donde está prohibido. Es entonces cuando el líder del grupo ordena a su ejército bombardear a aquellas personas. Lo sarcástico es que una vez que se da la vuelta al “Shariff”, los pilotos sintonizan la radio y comienzan a bailar el boogie. Hay que mencionar que en ningún momento del track se dicen nombres, países o lugares, todo se basa en la interpretación.

En el video sí tiene alusiones directas a los pueblos del Medio Oriente. En él se ve a un judío y un árabe bailando y emborrachándose en las calles, mientras que la banda está tocando frente a un pozo de petróleo. A pesar del tono humorístico del video y del tema, ambos promueven claramente una mejora en la relación entre árabes e israelíes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here