Amazon lanza su propio servicio de entregas

Amazon le dice adiós a los servicios externos de paquetería

Amazon lanza su propio servicio de entregas

Amazon le dice adiós a los servicios externos de paquetería

Los paquetes de Amazon, que usualmente llegan en un camión de UPS, un vehículo sin marcas o en las manos del cartero, pudieran ser entregados muy pronto por una camioneta del propio gigante minorista en línea.

Amazon ha estado buscando formas de tener más control sobre la forma en que entrega sus mercancías. Con el programa lanzado el jueves, contratistas en todo Estados Unidos pueden iniciar servicios para entregar los paquetes de Amazon. El paso le da a la compañía más formas de repartir sus paquetes sin tener que depender de UPS, FedEx y otros servicios de paquetería.

Amazon dice que con esas furgonetas en los caminos, más compradores podrán seguir sus paquetes en un mapa, contactar al chofer o cambiar de última hora en sitio donde dejarán un paquete: cosas que hasta ahora no se puede hacer mientras el paquete está en la parte trasera de un camión de UPS o FedEx.

Amazon lanza su propio servicio de entregas

El Presidente estadounidense Donald Trump criticó recientemente a la compañía, al tuitear que la compañía debería pagarle más al Servicio Postal por la entrega de sus paquetes. Dave Clark, vicepresidente de operaciones globales de Amazon, dijo que el programa no es una respuesta a Trump, sino una forma de asegurarse de que la compañía puede entregar su creciente número de pedidos. “Se trata realmente de satisfacer el crecimiento de nuestro futuro”, dijo ¿o será que el tío Donny es profeta?

Los contratistas no tienen que arrendar las furgonetas, pero si lo hacen, esos vehículos solamente pueden ser usados para repartir paquetes de Amazon, dijo la compañía. El contratista será responsable por la contratación de choferes y otro personal y Amazon sería el cliente, pagándole al negocio por recoger paquetes de uno de sus 75 centros de paquetería en Estados Unidos y dejarlos a las puertas de los usuarios. Un representante de Amazon declinó dar detalles de cuánto pagará la compañía por los repartos.