El mundial que matará tanta gente como una guerra

A 4 años del mundial de Qatar ya van más de 2000 trabajadores muertos

Qatar, el mundial que matará tanta gente como una guerra

A 4 años del mundial de Qatar ya van más de 2000 trabajadores muertos

Con la inauguración del Mundial de Fútbol de Rusia 2018, faltan cuatro años para que el Mundial de Qatar se realice, pero este tiene incluso más polémicas que la organización del actual y entre ellas está la de los más de 2 mil trabajadores muertos en la construcción de infraestructura para este evento.

Desde que se comenzaron las construcciones, aproximadamente en 2014, cuando le fue ratificada su organización como sede, los trabajos en Qatar han sido titánicos, llevando a la creación de estadios y zonas hoteleras y turísticas.

En ellas han ido la vida de hasta 2 mil trabajadores, que laboran en condiciones de vulnerabilidad, entre el sistema de trabajo y la falta de seguridad y las condiciones climáticas adversas.

A esto se le suman las jornadas extensas, que tienen que ser atacadas por los mismos trabajadores, que en su mayoría son inmigrantes nepalíes, indios y de Bangladesh, a los que se les es retenido su pasaporte para que no puedan ser identificados y tampoco puedan salir del país si es que así lo decidieran.

Esta práctica es conocida como kafala, y le da la posibilidad a los empleadores de tener casi un control completo sobre ellos. Según testimonio recogidos por la Fundación para la Democracia Internacional, las jornadas van desde las 16 hasta las 18 horas diarias.

Qatar, el mundial que matará tanta gente como una guerra

Esta fundación entregó recientemente un reporte al Papa Francisco sobre las condiciones en estas construcciones. También Amnistía Internacional ha hecho este trabajo de denuncia y recopilación de testimonio para exigir a las autoridades qataríes que doten de seguridad laboral a todos los involucrados. (Vía: El Mundo)

Sin embargo, el poder de revocar (o seguir ratificando) esta sede es de la FIFA, quien le asignó a Qatar la organización del evento a pesar de las múltiples quejas de jugadores, equipos y organizaciones de Derechos Humanos, como en su momento se hizo con el Mundial de Rusia, por tensa situación en el país.

En el caso de Qatar, las temperaturas durante junio (mes en el que se realiza tradicionalmente esta competencia) superan los 40 grados, por lo que tendrá que ser realizado en invierno, poniendo en una situación compleja a los jugadores y equipos de fútbol, que estarán a mitad de temporada para ese momento.

Así mismo, las condiciones adversas en temas de derechos humanos no pueden asegurar un lugar seguro para todos los asistentes. Esto, fue desestimado por la FIFA, así como los reportes de las condiciones de trabajo, sin dar argumento alguno, solo ignorando a cada organización que reclama.

La organización de mundiales responde a intereses diversos, que no son enteramente deportivos. Son muchas las acusaciones de corrupción contra la FIFA, de la que han sido comprobados el desvío de recursos y los sobornos para dar beneficios a federaciones de fútbol o países enteros.

La destitución de Joseph Blater fue un momento icónico que marcará el futuro de la FIFA a partir de este momento. Este mismo fue quien dio a Qatar la sede del mundial de fútbol de 2022, y por lo mismo no se pudo hacer otra deliberación al respecto.

Aunque en ese momento fue imposible, la FIFA sí es capaz de retirarle la sede a Qatar, que no solo tiene polémicas inmiscuidas, sino una gran lista de muertos en cada construcción.