¿Google busca acabar con los mosquitos?

Parece que el plan de Google es acabar con los mosquitos

Google busca acabar con los mosquitos

La compañía madre de Google, Alphabet, planea acabar con los mosquitos en todo el mundo. Para algunos, esto es una empresa loable -evitaría enfermedades y quizá esas noches pesadillescas a merced del zumbido asediante de un mosquito-; ahora, si a los factores biológicos y ecosistémicos nos vamos, esta propuesta es una idea que podría tener consecuencias negativas insospechadas en el delicado balance del medioambiente.  

Según lo que la compañía indica es que la mayoría de los científicos cree que los mosquitos no tienen un papel importante en el ecosistema -como en cambio sí lo hacen las abejas- y su extinción no tendría efectos importantes. Otras personas, investigadores y científicos consideran que la complejidad del ecosistema es tal que no podemos estar seguros de los efectos que esto tendría.

El plan de Alphabet es acabar con los mosquitos, que son responsables de cosas como el virus del Zika o el dengue, a través de más mosquitos (mosquitos que no pican a humanos). La idea sería liberar mosquitos africanos de fiebre amarilla machos(Aedes egypti) infectados con una bacteria llamada Wolbachia. Estos mosquitos se reproducirían con los otros mosquitos, los contagiarían de esta bacteria y sus huevecillos no se gestarían, acabando finalmente con la población.

De hecho, ya se realizan experimentos de este tipo en el área de Fresno, California. Esta innovación de mosquitos exterminadores criados en el laboratorio corre a cargo de Verily, la organización de Alphabet encargada de investigación. Ahora, planteado este escenario, ¿qué opinan ustedes? ¿No les suena como a una fuerte causal para el próximo apocalipsis zombie? Ciertamente siempre que el ser humano intenta jugar con el orden de la naturaleza, las cosas no acaban bien para nadie. Y no es un tema de ciencia ficción, sino que es la realidad global tal cual la conocemos, no hay que irse muy lejos para medir los impactos ambientales del calentamiento global.