Historia de un destape anunciado, La historia de Meade.

Sobre cómo José Antonio Meade se destapó poquito a poquito, suave, suavecito…

Sobre cómo José Antonio Meade se destapó poquito a poquito, suave, suavecito…

El pasado 9 de agosto, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) aprobó reformas a sus estatutos para permitir que un “ciudadano simpatizante” pudiera ser postulado para la Presidencia de la República en 2018. Este gesto fue leído por los especialistas como el destape de José Antonio Meade, secretario de Hacienda y Crédito Público, como el elegido del presidente Enrique Peña Nieto para competir en los comicios del próximo año.

A partir de este momento, la presencia del excanciller se multiplicó en los medios de comunicación: su cara comenzó a aparecer por todos lados y le empezaron a brotar entrevistas de a montones, como acné a un adolescente. En semanas posteriores, la versión cobró fuerza después de que apareciera un grupero jingle de campaña que invitaba a votar por el “amigo Pepe Meade” al calor de la tambora.

El secreto a voces fue confirmado el pasado 22 de noviembre por Luis Videgaray, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, quien, durante un encuentro ante más de cien diplomáticos extranjeros, afirmó que Meade era “uno de los mexicanos más talentosos, más preparados, con una trayectoria implacable y que ha sido protagonista de las transformaciones y de los éxitos de las políticas públicas de México en las últimas décadas”. El canciller comparó a su amigo del alma con el expresidente Plutarco Elías Calles, fundador del PRI, por haber sido el “único mexicano” en que ha ocupado cuatro secretarías distintas en dos gobiernos diferentes (con Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto). Estos piropos fueron interpretados como el destape oficial de Meade rumbo a La Grande.

Historia de un destape anunciado, La historia de Meade

Algunas horas después de echarle flores a Meade, Videgaray Caso indicó en Twitter que no había destapado a nadie y que a los otros secretarios presentes en ese evento también les brindó una “presentación cálida”.

Ayer tres secretarios impartieron conferencias en la Cancillería, y a los tres los presenté con calidez, gratitud y reconocimiento a su talento y trayectoria. No hay que confundir eso con otra cosa. Las decisiones políticas se tomarán donde deben tomarse.

El presidente Peña Nieto salió a acallar estos trascendidos y afirmó que el candidato de su partido no sería elegido a partir de aplausos o elogios, como los proferidos por Videgaray. “Andan bien despistados todos (…) el PRI, como lo ha hecho siempre, con un gran compromiso con México, habrá de seleccionar a quien tenga las mejores condiciones para la competencia que habrá de enfrentar”, dijo el mandatario.

Y ahora, como ya saben… el muchacho anda libre de cargo y listo para candidatearse como el nuevo preciso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here