Amazon es acusado de explotación laboral infantil

Amazon bajo la mira de China Labor Watch

Amazon nuevamente está en el foco de la polémica luego de que una investigación de China Labor Watch destapara que cientos de menores de edad chinos trabajan durante largas jornadas y a menudo realizan horas extras ilegales en la fábrica encargada de producir los famosos parlantes Echo de la compañía.

Este reportaje que fue recogido por The Guardian, evidencia que más de mil jóvenes entre 16 a 18 años fueron empleados como “pasantes” en la fábrica de Foxconn, ubicada la ciudad de Hengyang, China. Una práctica que si bien no es ilegal en ese país no sería precisamente lo que está haciendo la empresa.

De acuerdo a los documentos recabados por la investigación, los adolescentes son reclutados en escuelas y colegios técnicos de Hengyang y sus alrededores para trabajar en la fábrica. En ese escenario, Foxconn le paga a sus maestros para que los acompañen y además le pide a los docentes que “alienten a los alumnos que no cooperan a aceptar el trabajo de horas extras además de los turnos regulares”.

Los líderes de la línea de turnos nocturnos deben consultar con estudiantes internos y maestros con mayor frecuencia, y reportar cualquier situación anormal para que los maestros puedan persuadir a los estudiantes a trabajar turnos nocturnos y horas extras”, sentencia el reporte de China Labor Watch.

Así, si los jóvenes se negaban a trabajar las horas extra, se les pedía a los maestros que presentaran una carta de renuncia a su nombre. Lo que de acuerdo a los propios adolescentes llegaría acompañado de la amenaza de un mal panorama para su futuro académico y laborar.

Xiao Fang, una estudiante de informática de 17 años que conversó con los responsables de esta investigación, contó que inicialmente su maestra le prometió que trabajaría ocho horas al día por cinco días a la semana, pero que ahora en realidad trabaja 10 horas al día más dos horas extras diarias durante seis días a la semana.

Ante eso, Fang trató de negarse a realizar horas extra, sin embargo, su profesora la habría instado a trabajar más horas argumentando que si no lo hacía afectaría sus posibilidades de obtener una beca.

“Traté de decirle al gerente de mi línea que no quería trabajar horas extras”,explicó Xiao Fang . “Pero el gerente notificó a mi maestra y ella dijo que si no trabajaba horas extras, no podría realizar una pasantía en Foxconn y eso afectaría mis solicitudes de graduación y becas en la escuela. No tenía elección, solo podía soportar esto”.

Foxconn reconoció a  The Guardian que los estudiantes habían estado trabajando en condiciones ilegales y prometió que tomaría medidas al respecto.

“Hemos duplicado la supervisión y el monitoreo del programa de pasantías con cada escuela asociada relevante para garantizar que, bajo ninguna circunstancia, a los pasantes se les permita trabajar horas extras o noches”,dijo mediante un comunicado la empresa que también fabrica los Iphone para Apple. “En el pasado, hubo casos en los que la supervisión laxa por parte del equipo de gestión local permitió que esto sucediera y, aunque a los pasantes afectados se les pagaron los salarios adicionales asociados con estos cambios, esto no es aceptable y hemos tomado medidas inmediatas para garantizar que no se repita”.

Mientras Foxconn concluyó sus declaraciones afirmando que emplear a adolescentes sería beneficioso para ellos,  por su parte Amazon aseguró que investigará el caso.

“Si encontramos violaciones, tomaremos las medidas adecuadas, incluida la solicitud de medidas correctivas inmediatas”, declaró un vocero de la compañía a The Guardian“Estamos investigando urgentemente estas acusaciones y abordando esto con Foxconn al más alto nivel. Equipos adicionales de especialistas llegaron al sitio ayer (jueves) para investigar, y hemos iniciado auditorías semanales de este problema”.