Amazon puede reconocer el miedo

La tecnología de reconocimiento facial de Amazon puede reconocer el miedo

Amazon es el nuevo Netflix y no precisamente por la calidad de sus contenidos audiovisuales (que sí, tiene algunos bastante buenos) sino por su lugar estelar en las noticias sobre tecnología y sí, su incesante aparición en noticias cuando menos controversiales. Hace algunas semanas les contábamos sobre los problemas que está teniendo la marca en lo relacionado a la explotación infantil en sus fábricas de producción de gadgets de última generación. Ahora, la empresa estadounidense, parece querer adelantarse a black mirror y lanzar al mercado tecnología de reconocimiento facial.

Amazon Web Services anunció que amplió las capacidades de su controvertida tecnología de reconocimiento facial llamada RekognitionDe acuerdo a la compañía las “mejoras de precisión y funcionalidad” que sumó a esta tecnología son encabezadas por la inclusión del miedo como una de las emociones que esta herramienta sería capaz de identificar.

En ese sentido, el miedo sería la octava emoción que Rekognitionpromete detectar junto a felicidad, tristeza, enojo, sorpresa, disgusto, calma y confusión, las cuales ahora también verían una mejora en su precisión.

Por otra parte Amazon anunció que también habría mejorado la precisión de Rekognition para estimar los rangos de edad de las personas, por lo que ahora el reconocimiento facial otorgaría “rangos de edad más estrechos en la mayoría de los grupos de edad”.

Y aunque todo esto parece sacado de una historia de ciencia ficción, Business Insider destaca que este anuncio de Amazon llega en medio de las críticas a la compañía por vender Rekognition a agencias policiales. Lo que se suma a los problemas que previamente se habían detectado con el software para la identificación de mujeres y personas afroamericanas.

Ya se había rumorado que Amazon había facilitado datos para el reconocimiento de personas de origen latino y sin regularización migratoria dentro de las fronteras de los Estados Unidos, ahora ya tenemos más claro.