Netflix, Uber, Cabify comenzarían a pagar impuestos

Netflix, Uber, Cabify comenzarían a pagar impuestos

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) prepara un plan para mejorar los ingresos de México en 2020: cobrar impuestos a plataformas digitales como Uber y Netflix.

Arturo Herrera, subsecretario de la dependencia, adelantó la noticia en el “II Foro Hacendario Legisladores en Materia Hacendaria: reforma de las haciendas públicas”. Dijo que la economía digital es una oportunidad para mejorar la recaudación. El funcionario reconoció que el tema es complejo. “Lo que está permitido es que los países pongan medidas de carácter interino y son las que vamos a estar trabajando en los próximos meses con muchas de las empresas de la economía digital”.

Herrera adelantó que se hizo un acuerdo con las empresas en dos partes: primero se generó un programa piloto para ver cómo se puede retener el impuesto, y segundo, se evaluará si el mecanismo funciona e incluir sus propuestas.

México es el país de la OCDE con la menor recaudación de impuestos. En 2017 registró el equivalente a 16.2 por ciento del PIB.

Un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) publicado el mes de marzo recomendó a México cobrar IVA a los servicios digitales y gravar con tres por ciento los servicios de intermediación de plataformas multilaterales como Uber, Netflix y Sopotify. Con ello, México obtendría 178.8 millones de dólares al año.

En febrero pasado, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) informó que trabajaba en una estrategia para aumentar la recaudación tributaria en México, con la cual buscaría que todos los contribuyentes actualicen su situación con el fisco y que todos aquellos que no pagan lo hagan conforme marca la ley. Pa que nos demos una idea de cómo estarían las cosas, en su reporte “Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2019”, la Cepal estimó que para 10 países de la región (Argentina, Bolivia, Barsul, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Perú Uruguay y México) los ingresos podrían llegar a 580 millones de dólares anuales y México sería el que se llevaría la mayor parte, el 31 por ciento de ese total.