No podemos percibir la diferencia entre 4k y 8k

Al final va a dar lo mismo

Los televisores con resolución 8K parecen ser el nuevo horizonte para la tecnología y la visualización de contenido audiovisual en casa. Sin embargo, el aumento de pixeles en un cuadro prontamente dejará de ser una ventaja competitiva en el mercado de televisores, esto se debe a las capacidades del ojo humano, ya que en algún punto de este aumento de resolución las personas dejaremos de notar la diferencia. Y parece que ese momento está cada vez más cerca.

Una investigación realizada por Waner Bros., en conjunto con PixarAmazon Prime VideoLG y la Sociedad de Americana de Cinematógrafos (SAC), establece que, incluso en las mejores condiciones en relación distancia y resolución, la mayoría de las personas no puede encontrar la diferencia entre la calidad de imagen 4K y 8K.

Un total de siete videos fueron preparados, todos en resolución 8K (7680 x 4320) y de 10 segundos de duración sin compresión. Dos clips de Dunkirk, toma amplia y primer plano, escenas de Valiente y Bichos que fueron renderizadas en 8K por el estudio, dos videos de The Tick, la serie original de Amazon Prime, una en la cueva y otra en la nave del personaje principal, y un clip de animales en la naturaleza. Todos los videos eran HDR y codificados en HDR10.

Asimismo, cada video fue reducido a 4K usando un software Nuk de post-producción. Luego, las secuencias de 4K fueron mejoradas a 8K usando un filtro cúbico, que básicamente duplica cada pixel cuatro veces y suaviza la imagen final para que efectivamente se pueda apreciar una escena 4K en un aparato 8K.

Los videos fueron mejorados de 4K a 8K para que ambas versiones fueran mostradas en un televisor 8K sin que hubieran problemas de resolución o que la señal del HDMI del televisor mostrara “4K” y arruinara la muestra. Todos los videos fueron mostrados en un televisor LG 8K de 88 pulgadas.

Un total de 139 personas participaron en el estudio, cada sesión contó con dos participantes sentados a 1.5 metros, y otros tres sentados a 5.4 metros. Esto, se hizo considerando que la pantalla era mucho más grande que el televisor promedio de los hogares, y la Unión Internacional de Telecomunicación afirmó que dos metros es el promedio de distancia entre un televisor y una persona en su hogar.

En cada sesión se mostraron los videos en 4K y 8K en tres secuencias, aunque ninguna fue realizada consecutivamente. En dos secuencias, los videos 4K y 8K fueron presentados como A y B de manera arbitraria y al azar. Después de ver todas las secuencias, los participantes debían identificar cuál se veía mejor a través de una escala.

Los Resultados

Entre el global de los encuestados, estos arrojaron una marginal mejora en el contenido 8K frente al 4K. Aunque algunos de los videos la diferencia que percibieron fue tan pequeña que la dispersión estadística era compatible con ninguna mejora. Es decir, depende del tipo del contenido, y no todos los usuarios son capaces de apreciar resolución cuatro veces mayor.

Lo más interesante fueron los resultados que arrojó el último video, del documental de naturaleza, fenómeno también se observó levemente en el clip de Bichos, ya que muchos de los encuestados afirman haber visto una notoria mejora en las imágenes 8K.

Michael Zink, uno de los representantes de Warner Bros., dijo que la razón por la que se ve a un gran número de personas calificando “4K mejor que 8K” es que “realmente no pueden ver la diferencia y simplemente están intentando adivinar”. Pero los clips de naturaleza fueron la anomalía entre el resto, por lo que quizás 8K tenga un futuro en el mundo de los documentales.

Los resultados de este estudio presentan dificultades para los fabricantes de televisores, ya que el futuro del mercado recae en los aparatos con resolución 8K y esta sería la gran ventaja comercial.

Sin embargo, crear pantallas con mejor resolución que no sea detectable para la mayoría de los usuarios, no parece ser una característica que llame la atención de los compradores. También está el hecho de que actualmente no hay contenido 8K ampliamente disponible.

Lo que queda claro es que esta diferencia entre 4K y 8K, aunque perceptible en algunos casos, es mínima y difícilmente tiene un margen mejora. La mejor opción, a partir del estudio, es que el contenido 8K se apegue a documentales de naturaleza.