¿Vale la pena comprar el iPhone X?

Si prefieren comprarse un teléfono que está “curiosito” a comprarse un viaje a Europa, entonces sí vale la pena.

Si prefieren comprarse un teléfono que está “curiosito” a comprarse un viaje a Europa, entonces sí vale la pena.

Se cumplieron 10 años desde que Apple cambió la historia de la tecnología, cuando presentó su novedoso iPhone —el 29 de junio de 2007, para ser exactos—, un producto que revolucionó la forma en que nos comunicamos. Este 3 de noviembre llega a México el iPhone X —y es 10 en romano, no una equis— su nuevo teléfono insignia que promete cambiar de nuevo los paradigmas.

Primero que nada, vamos a ser objetivos y dejar de lado el «es que tal compañía ya lo había hecho» o el clásico «le están copiando a…». A este smartphone podemos entenderlo como un enorme salto generacional, al cual podríamos llamar «Segunda generación», es decir, la primera fue a partir del iPhone de primera generación, e incluye a todos los teléfonos que la compañía californiana lanzó antes del X, incluidos el iPhone 8 y 8 Plus.

Vale la pena comprar el iPhone X

Pantalla

Es de OLED (al fin escucharon a los usuarios) de 5.8 pulgadas con una resolución de 2436 x 1125 pixeles a 458 ppi (para que te hagas una idea, el iPhone 8 Plus, que también presentaron este año, tiene una resolución de 1920 x 1080 pixeles).

Las imágenes que muestra son HDR (que en español significa alto rango dinámico), o sea que es un modo que hace que se abarque un mayor rango en los niveles de exposición de color. La carta fuerte es que los marcos de la pantalla son más pequeños, además de que se eliminó el famoso botón de «Home» —adiós, Vaquero, te extrañaremos— con lo que el teléfono es básicamente pantalla. Lo revolucionario es que no necesitarás ningún botón para deslizarte dentro del sistema operativo.

Este teléfono se lleva de lleno a sus antecesores. En cuanto lo tienes en frente se nota la diferencia. No sólo hablamos del tamaño, también de la impresionante resolución. El gran acierto del iPhone X es haber puesto una pantalla más grande (5.8 pulgadas) que la del iPhone 7 y 8 Plus, que mide 5.5 pulgadas, en una terminal que puede controlarse con una sola mano.

 

¿Lo tuyo es tomar fotos?

Las cámaras de este smartphone son una de las más grandes apuestas de Apple con este dispositivo. El iPhone X tiene dos cámara en la parte posterior, ambas de 12 MP y con aperturas de ƒ/1.8 y ƒ/2.4 y lentes rápidos. Además, tienen estabilización automática, por aquello de las manos temblorosas. Por si fuera poco, tiene zoom de hasta 10x. Los de Cupertino aseguran que sus cámaras están hechas para no fallar en situaciones de poca luz.

Pero eso no es todo, pues si amas tomar fotografías, este teléfono mejora algo que ya era bueno desde el iPhone 7 Plus: el modo retrato. Con estas terminales puedes sacar fotos muy buenas, de esas donde el fondo está borroso y sobresale el objetivo que enfocaste.

El iPhone X mejoró el modo retrato. Ahora podrás elegir distintos tipos de iluminación para sacar fotos como si fueran de estudio y lo mejor que eso también lo hace la cámara posterior, que es de 7 MP. ¡Bienvenidos sean las selfies con tinte profesional! ¿Será el fin de las legendarias fotos de tamaño infantil?

En cuanto a video, graba en cámara lenta a 1080p a 120 cps o 240 cps. Y en cuanto a video normal, puedes conservar tus momentos en 4K a 24 cps, 30 cps o 60 cps. ¿Nada mal, no? Sin temor a equivocarnos, el iPhone X tiene una de las cámaras más impresionantes entre los smartphones que están en el mercado, sino es que la más.

Adiós, Touch ID; hola, Face ID

Muchos apostaban por un botón con lector de huellas oculto en la pantalla y otros tantos decían que el famoso botón de Home estaría en la parte trasera (algo que seguro su hubiera visto espantoso). Apple sorprendió a todos al desaparecer por completo este botón y colocar un método de desbloqueo mucho más seguro, más rápido e impresionante. El iPhone X cuenta con dos cámaras en la parte frontal, una es para las fotos y Facetime, mientras que la otra hace «magia». De entrada eso puede ser un cambio muy difícil, pues saltar de un teléfono intuitivo en el cual siempre regresabas al menú principal pulsando un botón no es nada fácil. Regresar al menú de home y navegar entre apps se logra a través de gestos.

¿Cómo se desbloquea? El iPhone detecta tu rostro para que puedas desbloquear el teléfono con sólo mirarlo. Y no sólo eso, pues podrás descargar apps y hacer compras sin meter tu contraseña, mejor dicho tu contraseña será tu rostro. Este modo funciona incluso con la luz apagada y no importa si usas lentes, aún así te reconoce. Y no te preocupes si tienes un gemelo malvado, pues él no podrá acceder a tu terminal.

Vale la pena comprar el iPhone X

 

Animojis

Sus cámaras detectan hasta 50 movimientos musculares de tu rostro para que le des vida a algunos emojis y les imprimas un toque muy personal y divertido. Esto va a ser muy chistoso, pero seguro serás el único de tus amigos que pueda mandarlos.

Los de la manzana siempre se han caracterizado por hacer productos muy bonitos. De hecho, tanto les gustó un modelo que lo repitieron cuatro veces (iPhone 6, 6s 7 y 8—con sus respectivas versiones Plus—), pero esto causó mucha molestia en sus fans y alimentó burlas de sus detractores, pues argumentaban que Apple ya no innovaba y de repente… ¡Pum! iPhone X.

Esta joyita es una belleza: 5.8 pulgadas de pura pantalla, con una parte medio rara (hay que decirlo) en donde van las cámaras frontales. Casi no tiene bordes, pues sus biseles (los bordes de la pantalla) son muy pequeños y casi no se notan, pero están. El modelo cabe perfectamente en tu bolsillo sin hacer un bulto enorme, como con el Plus.

Tiene dos colores, gris (que en realidad se ve blanco) y negro. Los acabados por delante y atrás son de vidrio, algo que permite la carga inalámbrica (esto ya lo tenían terminales de otras marcas). Todo el marco es de aluminio brillante, sin duda un guiño a uno los dispositivos más entrañables de Apple: el iPod. En la parte lateral izquierda tiene el interruptor de silencio/sonido y los botones para subir y bajar volumen. Del otro lado está el ahora llamado Side button, que funciona para activar a Siri y, junto al de bajar o subir volumen, para tomar capturas de pantalla y apagar el teléfono, respectivamente.

 

¿Un teléfono que cuesta lo mismo que un coche usado o un viaje a Europa?

Es algo para pensarse, pero si te sobran 999 dólares o, en nuestro país, $23,499 para la versión de 64 GB y $26,999 para la de 256 GB, pues vas. Es sin duda un teléfono impresionante, quizá demasiado para una persona que sólo checa sus redes sociales y revisa su mail.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here