ZAO es la nueva app que causa revuelo

¿Ya conocen ZAO?

Durante el fin de semana una nueva aplicación de cambio de rostro subió a la cima de la popularidad en las redes sociales chinas: ZAO. Esta nueva app creada por Momo-la misma empresa tras la aplicación de citas más importante de China, Tantan- no tardó en cautivar a los usuarios con la simple promesa de convertirlos en protagonistas de reconocidas series, películas o videos musicales gracias a la tecnología deepfake.

Como pueden imaginar, usar ZAO es muy simple y los usuarios solo tienen que tomarse o subir una selfie para formar parte del mundo de Game of Thrones, convertirse en Sheldon Cooper o reemplazar a Leonardo Dicaprio a lo largo de su filmografía. Todo gracias a la polémica tecnología deepfake que en este caso incluso funciona con imágenes creadas por CGI.

Naturalmente, con esta lúdica premisa, ZAO no tardó en convertirse en una sensación a través de las redes sociales chinas, inundando de publicaciones la plataforma Weibo y ascendiendo a lo más descargado para iOS en ese país. No obstante, como sucede con la mayoría de estas aplicaciones, los cuestionamientos a su política de privacidad no tardaron en llegar.

Desde Bloomberg acotan que para funcionar ZAO pide que los usuarios proporcionen una foto existente o se tomen varias fotografías parpadeando, abriendo la boca y realizando una serie de muecas para crear el deepfake más realista posible. No obstante, en lugar de asegurar la privacidad de esas fotos, la política de uso original de la app decía que al momento de acceder a su servicio, ZAO tenía derechos “gratuitos, irrevocables, permanentes, transferibles y con licencia” sobre todo este contenido generado por los usuarios.

Es decir, la aplicación y su compañía propietaria podían hacer lo que quisieran con los videos creados por las personas y las fotos que cargaron al servicio. Ahí chéquenle