Hater, la película de Netflix que deben ver

Hater es una nueva y actual propuesta de Netflix para fans del cine crítico

De vez en cuando Netflix saca alguna que otra película pero, cuando lo hace, lo hace muy, muy bien.

Situándose en su estreno entre las diez películas más vistas de Netflix, “Hater” es toda una aventura por el funcionamiento de las redes sociales, el uso del odio y de la manipulación mediática para fines económicos, políticos y hasta personales. El director polaco Jan Komasa brinda un film sencillo pero claro en su mensaje y en su crítica hacia la situación política global a partir de los sucesos de su propio país.

Y es que “Hater” no podía ser más actual. Los primeros minutos nos sitúan ya en una Polonia actual azotada por manifestaciones supremacistas. Con el lema “Europa será blanca o no será”, una de las protagonistas, Gabriela Krasucka, observa con cierto miedo pero con sorprendente naturalidad cómo, en palabras de su propio padre, “los fascistas se han adueñado de la ciudad”.

El hilo conductor, en cambio, lo inicia Tomasz Giemza (al que llaman Tomek), un chico joven, inteligente, frío y calculador que utiliza la tecnología a su alcance para acceder a datos e información que le sirven para manipular a la gente de su alrededor.

Tras una serie de problemas personales, Tomek entra a trabajar para Best Buzz, una agencia de marketing cuya jefa, una señora sin escrúpulos que supera la cincuentena, empuja al personal a su cargo a emplear todo tipo de sucias tácticas para beneficiar los intereses de sus clientes. Sin quererlo, brindará el poder a Tomasz para hacer y deshacer a su antojo en medio de una campaña política por la alcaldía de Varsovia, capital y ciudad más poblada de Polonia.

El guionista, Mateusz Pacewicz, ha sido muy ocurrente al configurar la identidad del personaje. En ningún momento conocemos su ideología ni prácticamente su verdadera intención, como si sus actos no fueran con él. Pero sí que vemos sus desastrosas consecuencias.