Netflix es demandado en Texas por Cuties

La polémica alrededor de Cuties sigue con todo

La polémica en torno a Cuties sigue creciendo. Pese a que han pasado varias semanas desde que la película dirigida por Maïmouna Doucouré se estrenó en Netflix, ahora desde Deadline cuentan que un jurado de Texas entabló una acusación contra esa compañía a propósito de dicha producción.

Específicamente la acusación que fue realizada el 23 de septiembre el condado de Tyler en Texas, Estados Unidos, dice que Netflix promovió a sabiendas “material visual que representa la exhibición lasciva de los genitales o el área púbica de un niño vestido o parcialmente vestido que tenía menos de 18 años en el momento en que se creó el material visual, que apela al interés lascivo en el sexo , y no tiene valor serio, literario, artístico, político o científico”.

Según precisa Deadline, ese cargo es un delito grave en aquel estado de Estados Unidos y Netflix ya recibió una citación aunque aún no se ha fijado una fecha para la audiencia.

Cuties es una película que se estrenó en el festival de Sundance a inicios de este año pero comenzó a generar polémica de cara a su llegada a Netflix por el material promocional que el streaming usó para presentar a la cinta.

Ese hecho motivó a Netflix a pedir disculpas, pero la controversia no se detuvo y mientras Maïmouna Doucouré señaló que recibió hasta amenazas de muerte por la película, reportes indican que el streaming habría experimentado una baja en sus suscripciones en Estados Unidos a raíz de los llamados a dejar la plataforma como una forma de boicotear al estreno de Cuties.

En ese sentido, cabe señalar que la acusación entablada contra Netflix en Texas menciona a los co-directores ejecutivos de la empresa, Reed Hastings y Ted Sarandos.

Cuties gira en torno a la historia de una niña senegalesa-francesa de 11 años que intenta conciliar las tradiciones de su familia musulmana con sus amistades y un grupo de baile, por lo que Netflix apeló a eso en su defensa ante estas acusaciones.

“Cuties es un comentario social contra la sexualización de los niños pequeños. Este cargo no tiene mérito y respaldamos la película”, señaló Netflix en un comunicado recogido por Reuters.