Así acaba el comic Three Jokers

Nos deja muchas dudas y pocas respuestas

Originalmente la idea tras Three Jokers, el cómic de Geoff Johns y Jason Fabok, estaba directamente ligada con el canon central del universo DC.

Como parte de la saga “Darkseid War”, escrita por el propio Johns, Batman se sentó en la silla de Metrón, tuvo acceso al conocimiento absoluto y realizó la pregunta: “¿Cuál es el nombre real del Joker?”. La respuesta lo dejó plasmado. “Eso no es posible”, llegó a decir.

Luego, como parte del inicio de la etapa “DC Rebirth”, se reveló que la respuesta en cuestión apuntó a la existencia de los “Tres Jokers”. Tres personas diferentes utilizando el alias del príncipe payaso del crimen al mismo tiempo.

Pues bien, este martes se lanzó en Estados Unidos el tercer número y final de la miniserie “Three Jokers” y el portal Bleeding Cool estableció cómo la historia cambia elementos del origen del villano.

Spoilers a continuación.

“Three Jokers” actúa como una secuela directa de la clásica historia “La Broma Asesina”, por lo que en su final existen guiños y viñetas rescatadas directamente de la obra de Alan Moore y el dibujante Brian Bolland.

De partida, Batgirl obtiene su propia revancha destruyéndole la cámara fotográfica a uno de los tres Jokers. En la historia original de 1988, el villano utilizó la cámara para sacarle fotografías a una Barbara Gordon conmocionada tras recibir el disparo que la dejó paralítica por décadas. No pocos han visto en ese momento una notoria sugerencia a un abuso sexual cometido por parte del villano.

Otra secuencia recupera un momento de “La Broma Asesina” entre el Joker y su esposa embarazada, antes de la transformación. Viñetas que lo muestran como un tipo afectuoso y preocupado, pese a su total fracaso como comediante.

Es ahí en donde viene el gran cambio, ya que Three Jokers recupera una de las viñetas para establecer al villano como un tipo que siempre fue abusivo y a su esposa como una persona que acudió a la policía. A diferencia de “La Broma Asesina”, en donde los oficiales le dicen que hubo un accidente y la mujer murió, aquí se plantea que la policía le mintió al Joker y ella escapó lejos.

También en el camino hay otra gran clave: Bruce le revela a Alfred que supo el verdadero nombre del Joker “una semana después de que nos conocimos”. Volviendo al comienzo, aquello obviamente no tiene sentido.

Obviamente Three Jokers puede no formar parte de la continuidad central y eso no solo se debe al hecho de que en esta historia Alfred está vivo, sino que también porque Geoff Johns ya no tiene un cargo ejecutivo en DC Comics. Pero lo relevante es que fue el propio Johns quien inicio toda esta historia con una pregunta asociada al “verdadero nombre del Joker”, solo para revelar ahora que siempre lo supo.

Para finalizar, y más allá de que la narrativa se haya descuadrado en medio de toda la demora de un cómic que venía esperándose desde el año 2016, esta historia deja en claro que uno de los Jokers creó al resto para iniciar un juego que tenía como único objetivo “sanar” a la mayor herida de Batman: la muerte de sus padres.

A partir de ahí, utilizan a Joe Chill para convertirlo en un nuevo Joker, lo que no funciona. Pero el aparentemente verdadero Joker realmente impulsó a todo el juego para convertirse en la única herida del héroe. Sin el dolor de los Wayne, ahora el tendrá todo el corazón del murciélago.

Por otro lado, también establece que el Joker conoce a la perfección la identidad secreta del héroe, y ese dato nunca le ha interesado, ya que está apuntando a objetivos más sádicos.

Pero lo realmente importante a la larga es que Batman no solo termina revelando que conoce la verdadera identidad del villano, y explica que ese nunca fue el tema mayor, ya que él sí conoce un secreto oculto que el propio villano desconoce… su esposa sigue viva y su hijo creció, sano y salvo.

Dicho elemento obviamente es el que termina abriendo las puertas para que, más allá de que esta historia no calce con la continuidad actual, y la hayan establecido como una historia unitaria al estilo de lo que fue la propia “Broma Asesina” en un comienzo, una nueva historia se abra paso.

Es decir, estará la posibilidad para que en un futuro otro autor pueda atravesar esta puerta abierta que deja la dinámica del verdadero hijo del Joker.