Los 10 comics para celebrar el Batman Day

Los 10 imperdibles de Batman

Cuando abordamos a Batman en los cómics en el día, habitualmente la conversación parte desde un punto específico que tiene menos de 40 años.

Obviamente es una situación que se genera por la influencia del trabajo que realizó Frank Miller durante la década de los ochentas, el cual sigue siendo tan popular e influyente, que prácticamente eclipsó a casi todo lo que se hizo antes de su publicación. Mucha gente lo toma como un punto de partida y, desde cierta óptica, está en lo correcto.

Ni hablar de lo que sucede con el material en español, ya que la actual editorial a cargo de las historias de DC Comics, la española ECC, generalmente ha volcado sus impresiones en base a todo lo que sucedió posterior al conocido hito de “La Crisis en Tierras Infinitas” que reinició a los personajes. Algo que también pasó en los ochentas.

Pero el hombre murciélago es un personaje de más de 80 años de historia y, en una jornada de celebración como el denominado Batman Day, los invitamos a realizar un repaso por algunas de los cómics más importantes del guardián de Gotham.

Algunos no salen generalmente a colación, ya que las sandías caladas generalmente salen a colación cuando se habla de las mejores historias del personaje, pero definitivamente las siguientes historias son aquellas que tienen que leer todos los fans de Batman.

1. Detective Comics #27

Inevitablemente lo primero es la historia que lo comenzó todo, la que nos entregó a la creación de Bob Kane y Bill Finger a partir de 1939. Este es el número de debut del hombre murciélago, y del comisionado Gordon, que surgió en una época carente de supervillanos.

Detective Comics originalmente era una publicación antológica marcada por los misterios, por lo que este primer número gira en torno a la investigación de un enigmático asesinato y el único que puede solucionarlo es el murciélago detective.

De ahí que Batman siempre ha sido un detective, algo que ha estado casi totalmente ausente de sus versiones en la pantalla grande.

2. Detective Comics #38

Antes de que Batman tuviese el apoyo de Alfred Pennyworth, ya que el mayordomo debutó en 1943, este número marcó el debut del “Chico Maravilla”. El eterno aliado sin el que no existiría el dúo dinámico, el primer sidekick superheroico.

Aunque con el correr de los años han existido varios Robin, este número marcó el debut de Dick Grayson, el compañero original del murciélago y quien estará durante décadas bajo la sombra del murciélago.

Al mismo tiempo, este número estableció al personaje como uno de los pilares de la editorial, ya que fue una de las primeras grandes creaciones que vieron la luz tras el establecimiento de Superman y Batman.

3. Batman #1

La galería de personajes de Batman es absolutamente emblemática. De hecho, su galería de villanos siempre ha sido destacada como la mejor. De ahí que esta lista podría completarse con cada primera aparición de los villanos más relevantes. Pero inevitablemente, si hay que destacar solo a uno, ese tiene que ser el Joker.

Su debut se concretó alrededor de un año después de la primera aparición de Batman, ya que el personaje era tan popular, que la editorial debutó un cómic titulado en su honor, con el primer número siendo escrito por Bill Finger y con arte de Bob Kane y Jerry Robinson.

Dicha presentación no solo tiene un breve recuento del origen del personaje, sino que también presenta a un asesino serial despiadado cuyas víctimas mueren tras tener contacto con un veneno que literalmente genera sonrisas horripilantes. Originalmente, la idea era matar al Joker, ya que la existencia de villanos recurrentes era vista por Bob Kane como una situación que volvería al murciélago como un inepto. Pero la decisión editorial zanjó el tema y con los años nos terminaría entregando al villano definitivo.

4. Detective Comics 168: “El Hombre Detrás de la Capucha Roja”

En base a lo anterior, inevitablemente hay que volver a un tema recurrente: el misterio que ronda al origen del Joker. Una pregunta que a lo largo de la historia ha tenido múltiples respuestas. Pero la primera fue escrita por Bill Finger en 1951, en una historia llamada “El hombre detrás de la capucha roja” y que introdujo conceptos que han sido revitalizados en más de una ocasión en los años posteriores.

En dicha historia, dibujada por Lew Schwartz, Batman literalmente da una clase de criminología a un grupo de estudiantes y rememora un hecho que sucedió 10 años antes, en un enfrentamiento que lo llevó a confrontar a un criminal llamado “Capucha Roja”.

En la misma historia, el Joker termina contando que alguna vez fue un simple trabajador de un laboratorio, hasta que decidió robar un millón de dólares y retirarse. Pero en su escape, terminó nadando por aguas químicas que cambiaron la pigmentación de su piel por los vapores que se crearon al interior de la capucha que utilizó para ocultar su identidad. Y con ello, el destino de Gotham cambió para siempre.

5. Batman #232: La hija del demonio

Desde su origen, Batman estuvo en un vaivén creativo ligado directamente a los cambios que sufrió la industria por el Comics Code Authority, el cual regulaba el contenido de las historietas. De ahí que a mediados del siglo pasado, el murciélago fue parte de historias estrafalarias que no tenían problemas con llevarlo al espacio, cargarse al humor u abordar otras dimensiones. Pero antes de la época de Frank Miller, una dupla especial comenzó a redefinir al hombre murcielágo: el escritor Dennis O’Neil y el dibujante Neal Adams.

A lo largo de su relevante etapa, una de sus historias más destacadas tiene relación con la introducción del villano Ra’s al Ghul, quien es el líder de un sindicato criminal que tiene un solo deseo: que Batman demuestre su valía para casarse con su hija Talia.

Este cómic con fecha de publicación de 1971 inevitablemente marcó el comienzo de toda la saga de la famlia al Ghul, con todo lo que implica la denominada “trilogía del demonio”. Más aún, los caminos de Talia y Ra’s se entrelazaron con el detective de tal forma, que también es el punto de origen para lo que décadas después fue la introducción del hijo de Batman: Damian Wayne.

6. The Dark Knight Returns

Como ya lo he recalcado, el gran punto de quiebre para las historias de Batman indudablemente tiene relación con esta historia de Frank Miller que presenta a un futuro en el que un viejo hombre murciélago debe volver al ruedo para salvar a una Gotham cada vez más corrompida. Y su regreso, inevitablemente reactiva a un Joker sumido en la letanía ante la falta de su querido némesis.

La relevancia e influencia de TDKR es tan grande, que siempre saldrá a colación cuando se habla de Batman. Al mismo tiempo, su éxito sigue instalándola como una de las historias más vendidas del personajes, ya que su carácter auto-contenido le permite instalarse como uno de los puntos de partida más recurrentes para los nuevos lectores. Mal que mal, es el cómic que todos recomiendan.

Todo aquello no solo tiene relación con el mundo que crea Miller, en donde el propio Superman puede ser corrompido como un peón del sueño americano, sino que también por la propia propuesta fresca que marcó a mediados de los ochentas, revitalizando en el camino a la propia industria de la mano de lo que DC hizo con esos golpes que también fueron Watchmen y Crisis en Tierras Infinitas. Y, claro está, ninguna de las malas consecuencias de este cómics, que es malentendido por mucha gente, tiene relación con lo que fue impreso en el papel.

Todo aquello no solo tiene relación con el mundo que crea Miller, en donde el propio Superman puede ser corrompido como un peón del sueño americano, sino que también por la propia propuesta fresca que marcó a mediados de los ochentas, revitalizando en el camino a la propia industria de la mano de lo que DC hizo con esos golpes que también fueron Watchmen y Crisis en Tierras Infinitas. Y, claro está, ninguna de las malas consecuencias de este cómics, que es malentendido por mucha gente, tiene relación con lo que fue impreso en el papel.

7. Batman: Año Uno

Volviendo a Crisis en Tierras Infinitas, a mediados de los años ochenta en DC Comics decidieron reiniciar a su universo de superhéroes debido a la mezcolanza que se gestó a lo largo de la irrupción del concepto del multiverso. Tras esa historia, y ante el éxito de TDKR, la editorial puso en manos de Frank Miller el abordar un nuevo origen para Batman.

El resultado fue Año Uno, la historia definitiva sobre las primeras andanzas del héroe de Gotham, que define a su visión justiciera y escudriña en los rincones corruptos de una ciudad marcada por el alcance de la mafia. En ese sentido, el cambio que genera la irrupción del murciélago se define a la perfección por aquellas frases de Batman hacia el 1% corrupto: “Damas y Caballeros, ustedes han comido. Han comido las riquezas de Gotham. Su espíritu. Su banquete está casi terminado. Desde este momento, ninguno de ustedes está a salvo”.

En total fueron cuatro números con dibujos a cargo de David Mazzucchelli y que hasta el día de hoy siguen marcando a los cómics contemporáneos, por lo que su relevancia en el día a día ha sido más importante que el de TDKR. Inclusive, sus páginas sirvieron de inspiración directa para lo que fue la reinvención cinematográfica a cargo de Christopher Nolan en “Batman Begins”.

8. The Killing Joke

Si existe un cómic que puede disputar una pelea de popularidad con The Dark Knight Returns ese es La Broma Asesina, la clásica historia del escritor Alan Moore y el dibujante Brian Bolland publicada en 1988, la cual entregó una propuesta sobre el origen del Joker y una tesis sobre su guerra eterna contra el murciélago.

Originalmente concebida solo como “una posible” explicación sobre el origen del príncipe payaso del crimen, el impacto de la historia fue tan grande, que ha sido aceptada como parte del canon. Lo mismo sucedió con otro de los eventos relevantes de su premisa: el ataque salvaje que dejó a Batgirl en silla de ruedas por décadas.

Alabada por la prosa de Alan Moore, y también por el propio arte de Brian Bolland, reforzado por el color original de John Higgins, esta terminó convirtiéndose en la historia definitiva sobre el encuentro del murciélago y la discusión sobre el final no se ha zanjado hasta el día de hoy.

9. Batman #426–429: Una Muerte en la Familia

Jason Todd, el adolescente que tomó el relevo como Robin luego de que Dick Grayson decidió independizarse, inició su carrera al lado de Batman en 1983. Pero cinco años después, y ante la mala recepción de una parte de los lectores, la editorial decidió poner su destino en las manos de una decisión por llamada telefónica.

Una Muerte en la Familia presentó a la primera gran muerte que afectó a la carrera del murciélago, estableciendo una caída que tuvo su sitial como aquella caída que Batman no pudo evitar. Al mismo tiempo, y como era de esperar, el responsable de asesinar a Jason Todd fue ni más ni menos que el Joker, quien no solo molió a palos, sino que lo hizo estallar en mil pedazos.

Décadas después, el personaje sería recuperado, presentando una historia que lo convirtió en un antihéroe, pero pocas historias han logrado igualar al impacto que generó la obra de Jim Starlin y Jim Aparo.

10. Gotham by Gaslight

A propósito del debate de la continuidad, inevitablemente hay que abordar a lo que fue este cómic, el punto de partida de los denominados “Elseworlds” de DC Comics, que a grandes rasgos eran historias fuera del canon que entregan historias alternativas que cambiaban completamente las reglas del juego.

En este caso, la obra corrió por cuenta del escritor Brian Augustyn y el dibujante Mike Mignola, reconocido creador de Hellboy, junto a las tintas de P. Craig Russell, para crear una propuesta que traslada a Bruce Wayne al siglo 19, presentando el surgimiento de Batman justo mientras Jack El Destripador llega a Gotham.

Warner Bros. Animation realizó una adaptación animada, que cambia muchas cosas e incluye elementos de la secuela, pero siempre será mejor leer el cómic.