Podría llegar un nuevo enemigo para Batman

Nic Pizzolatto pone a Batman a pelear con ¿Dios?

Todos sabemos que, con algo de preparación y los gadgets adecuados, Batman podría derrotar a cualquiera, ese un argumento que se ha dado una y otra vez ante las interrogantes que enfrentan al protector de Gotham contra distintos héroes y villanos de la ficción. Pero ¿qué pasa cuando el adversario que se antepone ante el murciélago es el mismísimo Dios?

No importa si son religiosos o no, todos entendemos que “Dios” apunta a representar a un ser todopoderoso que es básicamente indestructible y eterno (esa es la clave, póngale usted las características extras o nombres que prefieran). En ese sentido, sería algo descabellado pensar que un mortal podría derrotarlo, aunque sea en el terreno de la ficción y la imaginación.

Sin embargo, el creador de True DetectiveNic Pizzolatto está convencido que Batman puede acabar con Dios. Pero razonamiento de Pizzolatto no es fortuito y para entenderlo es preciso dar un poco de contexto.

Resulta que el viernes pasado Pizzolatto utilizó su cuenta personal de Instagram para compartir sus opiniones e ideas sobre Batman a propósito de la pregunta de un fanático.

El guionista de The Magnificent Seven nunca explicó cuál era la pregunta de su seguidor y solo se limitó a aclarar que Batman era “la única pieza de cultura geek con la que tengo afinidad” y “el único personaje en el mundo que no creé y con quien quiero tener una oportunidad”.

Dicho eso Pizzolatto comenzó a exponer su visión sobre la cruzada del Caballero Oscuro.

“La política de no matar de Batman es válida y siempre debe permanecer”, señaló el guionista. “PERO esa política no existe porque ‘matar me hace tan malo como ellos’ o alguna mierda de jardín infantil. Eso nunca tuvo peso en lo absoluto. La política de Batman de no matar existe PORQUE EL ENEMIGO REAL Y ETERNO DE BATMAN ES LA MUERTE. LA MUERTE es su verdadero enemigo”.

Pero ese no es el único punto de la caracterización de Batman con el que Pizzolatto tiene problemas y también apuntó sus dardos contra algunas interpretaciones sobre las motivaciones y personalidad de Bruce Wayne.

“Batman no es un niño herido, un hombre-niño que no puede superar la muerte de sus padres. Él no es un niño estancado. Él no es el fantasma de la ópera”, añadió. “No está roto de ninguna manera. Él es todo lo contrario.

Batman no es la historia de un niño rico traumatizado que resuelve su catarsis en los enfermos mentales. Batman es la historia de cómo un santo humano convirtió una tragedia que definió la vida en el pináculo del logro humano y la mayor cruzada humanitaria que el mundo haya conocido “.

Bajo ese raciocinio Pizzolatto llegó a su declaración más llamativa: “El superpoder de Batman no es dinero. El superpoder de Batman es que piensa en todo. Y tiene la voluntad más fuerte de la especie. Si tuviera algo de tiempo para elaborar estrategias, Batman podría derrotar a Dios de manera creíble”, sentenció.