Britney Spears busca su emancipación

Britney Spears busca su emancipación desde las cortes

La historia de Britney Spears y su padre han dado mucho de qué hablar en la última década. Después de varias peleas y hasta un hashtag de nombre #FreeBritney, todo parece estar llegando a su fin. Por el momento, la cantante sigue buscando liberarse permanentemente de su padre, y según los documentos presentados el martes, la estrella del pop pidió oficialmente a la corte que no permitiera que su padre, James Spears, recuperara el control sobre su vida.

Desde el 2008 y hasta el 2019, James Spears ha tomado el control total de la vida de Britney. Desde asuntos personales como relaciones de noviazgo, hasta su salud y sus asuntos financieros relacionados con su carrera profesional. James llegó a tomar posesión de su hija después de que la “Princesa del Pop” tuviera una serie de crisis emocionales y hospitalizaciones.

En los últimos años, muchos de los fanáticos de Britney Spears han cuestionado los verdaderos motivos de su padre, y su necesidad de tener la tutela de su hija durante tanto tiempo. Muchos creen y afirman que James y su equipo se han aprovechado del éxito y de la popularidad de Britney para su beneficio personal. Esto llevó a un movimiento en redes sociales con el hashtag #FreeBritney.

La situación entre Britney y su padre James, estalló el año pasado cuando por primera ves en la década la estrella del pop fue personalmente a la corte para defender su caso de libertad. Ahí, Spears argumentó que su papá la envió a un centro de salud mental en contra de su voluntad y que alteró sus medicamentos intencionalmente.

Claramente, los fanáticos de Britney reaccionaron eufóricamente y lanzaron la campaña que exigía su liberación. Meses después, James presentó una demanda por difamación contra el fundador de un popular sitio de fans de Britney.

Fue a finales del año pasado que James renunció temporalmente a la tutela de Britney para atender asuntos personales de salud mientras que Jodi Montgomery, una conservadora profesional, intervino por el momento. Pero ahora, su padre amenaza con volver y Britney no lo quiere permitir.

Según los documentos presentados a través del New York Times, la estrella del pop dijo que se “opone firmemente” a que su padre sea reintegrado como guardián único y solicitó que su arreglo “se cambie sustancialmente para reflejar los cambios importantes en su estilo de vida actual y sus deseos declarados”.

En los documentos, Britney pidió que se le permita a Montgomery permanecer con su tutela, pero dejo muy en claro que ella quiere tener el poder de poderle poner fin por completo si así lo desea.

Los documentos también describen las intenciones de Britney de hacer una pausa por el momento. “Deseo de no actuar en este momento”, escribió, después de una residencia de cuatro años en Las Vegas.

Los abogados de Britney esperan que su padre James reaccione negativamente a todas las solicitudes realizadas. Pero en preparación a esto, la cantante cantante planea contratar un equipo legal específico con “experiencia sustancial en el manejo de litigios impugnados en un caso tan complejo como este”.

Al parecer, la disputa puede llegar a su fin muy pronto si es que encuentran a Britney Spears en condiciones para manejar su vida nuevamente. Hasta el momento del juicio, sólo queda esperar al veredicto.