Estados Unidos retira visas a trabajadores de Huawei

La guerra contra Huawei se reactiva

La guerra entre Estados Unidos y China se está librando en distintas plataformas. Una de ellas tiene como intermediario a Huawei y sus servicios y dispositivos asociados. Hasta hace unos meses, la guerra entre ambas partes había tomado un ligero descanso después de una serie de avanzadas por parte de los Estados Unidos pero, parece que todo está retomando su rumbo inicial.

El secretario de estado de USA, Mike Pompeo, acaba de dar una noticia que posiblemente afecte más de lo esperado a Huawei, la marca China que tan bien se había venido colocando dentro del segmento móvil y de telecomunicaciones en años pasados.

Y es que a más de un año de haber interpuesto un baneo a Huawei en aquel país, que además de dejarlos sin Google Services, también les ha provocado otros problemas como los anunciados por Reino Unido, quienes hace cuestión de días excluyeron a la marca de sus planes de expansión de la red 5G.

Hoy, desde el gobierno de nuestro vecino país del norte ha trascendido la noticia de que ciertos empleados de Huawei dejarán de ser admitidos con ellos, esto gracias a que las visas dejarán de ser extendidas únicamente por este tema de odio que ha expresado Donald Trump en distintas ocasiones. Desafortunadamente no se especificó a cuáles empleados aplicará la restricción.

El anuncio de Pompeo se produce un día después de que el presidente Donald Trump anunció que firmaría un proyecto de ley y una orden ejecutiva que castigaba a China por las acciones que para él son consideradas como un intento de aplastar las libertades democráticas en Hong Kong, y criticó a China por “desatar la pandemia mundial de Coronavirus”.

En una entrevista con The Hill más tarde el miércoles, Pompeo agregó que Estados Unidos también está buscando límites en otras compañías tecnológicas chinas. “Ya sea TikTok o cualquiera de las otras plataformas, aplicaciones, infraestructura de comunicaciones chinas, esta administración ha tomado en serio el requisito de proteger al pueblo estadounidense de que su información termine en manos del Partido Comunista Chino”, dijo.