Amazon reporta lesiones en bodegas robotizadas

Aparentemente el trabajo robotizado no es tan eficaz como nos dicen… ¿o seremos nosotros?

Durante los últimos años Amazon se ha dedicado a señalar que sus almacenes automatizados no solo hacen más eficiente el trabajo, sino que también ayudarían a disminuir la tasa de lesiones dentro del personal de la compañía. Sin embargo, una reciente investigación de Reveal plantea que en realidad las tasas de lesiones serían más altas en los almacenes con mucha automatización.

El reporte de Reveal está basado en informes de seguridad internos y números de lesiones semanales de 150 centros logísticos de Amazon y pinta un panorama poco favorable para la compañía ya que, además de poner en evidencia que los almacenes con robots no serían tan seguros como sostiene la empresa, también plantea que las tasas de lesiones de Amazon han aumentado sostenidamente desde 2016.

De hecho, de acuerdo a lo consignado por Reveal, Amazon registró 14 mil lesiones graves en sus centros logísticos durante 2019. Las lesiones graves son consideradas como aquellas que requieren que los trabajadores afectados se tomen días libres o tengan restricciones laborales y bajo ese criterio el reporte plantea que Amazon tendría una tasa de lesiones de 7.7 lesiones graves por cada 100 empleados, una cifra que sería “33% más que en 2016 y casi el doble del estándar de la industria más reciente”.

En cuanto a los almacenes más tecnológicos de la compañía, el reporte plantea que aparentemente los robots de Amazon serían tan eficientes que estarían propiciando que los trabajadores realicen más movimientos repetitivos durante turnos largos, una situación que favorecería la aparición de lesiones.

Es decir, pese a que Amazon habría consultado con la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés) para ayudar a reducir ese riesgo, el informe de Reveal plantea que medidas como descansos adicionales o turnos rotativos no se han implementado ampliamente y las tasas de lesiones en ese ámbito siguen aumentando.

Como precisa CNBC, Amazon comenzó a incorporar robots a sus almacenes en 2012 y desde entonces estos dispositivos se han convertido en una parte clave del proceso de la compañía por lo que a medida que ha ido ampliando su uso, Amazon ha sostenido que esta tecnología ayudarían a “aumentar la eficiencia y la seguridad”. Algo que queda en entredicho con este nuevo reporte.

Finalmente este reporte también plantea que las tasas de lesiones al interior de los almacenes de Amazon incrementan a nivel general durante jornadas de ofertas como el Prime Day y el Cyber Monday.

Por supuesto, esta no es la primera vez que las prácticas de Amazon al interior de sus almacenes son cuestionadas y, por ejemplo, durante los últimos meses la compañía también ha enfrentado críticas por su respuesta al COVID-19 en esa materia ya que al menos ocho empleados de almacenes de la compañía han muerto por dicha enfermedad.