Gigantes del mercado boicotean Facebook

Grandes compañías se retiran de Facebook temporalmente

Pese a que el viernes pasado Mark Zuckerberg anunció que Facebook implementará un nuevo método para regular las publicaciones de políticos en su plataforma, el boicot publicitario contra la compañía impulsado por algunas organizaciones sociales de Estados Unidos sigue creciendo y ahora empresas como Coca-Cola, Honda y Hershey anunciaron que dejarán de publicar anuncios en Facebook temporalmente.

“No hay lugar para el racismo en el mundo y no hay lugar para el racismo en las redes sociales”, señaló James Quincey, presidente y CEO de The Coca-Cola Company en una declaración en el sitio web de la compañía.

“The Coca-Cola Company detendrá la publicidad paga en todas las plataformas de redes sociales a nivel mundial durante al menos 30 días”, añadió. “Nos tomaremos este tiempo para reevaluar nuestras políticas publicitarias para determinar si se necesitan revisiones. También esperamos una mayor responsabilidad y transparencia de nuestros socios de redes sociales”.

Por su parte, Honda usó su cuenta de Twitter para informar que “durante el mes de julio, American Honda retendrá su publicidad en Facebook e Instagram. Elegimos apoyar a las personas unidas contra el odio y el racismo. Esto está en línea con los valores de nuestra empresa, que se basan en el respeto humano. #StopHateForProfit”.

La campaña de boicot publicitario contra Facebook e Instagram comenzó a mediados de junio y es impulsada por distintas organizaciones estadounidenses como The Anti-Defamation League, The National Association for the Advancement of Colored People (NAACP) y Color Change.

De acuerdo a sus organizadores, esta campaña llamada “Stop Hate For Profit” nació como “una respuesta al fracaso reiterado de Facebook para abordar de manera significativa la gran proliferación de odio en sus plataformas” y pretende “llamar a algunas de las corporaciones más grandes del mundo que paren la publicidad en Facebook durante el mes de julio de 2020″.

Los anuncios en sus plataformas representan una buena parte de los ingresos de Facebook, sin embargo, es preciso señalar que las grandes empresas no son la principal fuente de ganancias en ese ámbito para la compañía y las empresas medianas son las que más dinero le reportan en ese apartado.

En ese sentido, más que una presión económica esta campaña pretendería ejercer una presión mediática para que Facebook adopte una política más clara respecto al filtro de contenido en su plataforma. Algo que ha estado entredicho sobre todo desde que Zuckerberg se negó a eliminar una publicación del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Antes de de Coca-Cola, Honda y Hershey informaran que detendrán su publicidad en Facebook (y otras redes sociales como sería el caso de Coca-Cola), Unilever, Verizon, The North Face, Patagonia, Ben & Jerry’s y Magnolia Pictures ya se habían sumado al boicot contra el gigante de las redes sociales.

Hasta ahora Facebook no se ha pronunciado directamente sobre esta campaña en su contra, pero al ser consultado por la determinación de Unilever un vocero de la compañía le dijo a NBC que Facebook pretende seguir trabajando con organizaciones para mejorar sus normas de uso.

“Invertimos miles de millones de dólares cada año para mantener a nuestra comunidad segura y trabajar continuamente con expertos externos para revisar y actualizar nuestras políticas”, dijo el portavoz de Facebook. “Sabemos que tenemos más trabajo por hacer, y continuaremos trabajando con grupos de derechos civiles, GARM y otros expertos para desarrollar aún más herramientas, tecnología y políticas para continuar esta lucha”.