Identifican perpetradores del Capitolio

¿Qué tiene que ver Bumble con los eventos del Capitolio?

Los manifestantes que tomaron el Capitolio el pasado 6 de enero también aprovechan el momento para buscar el amor. Suena alocado, parece una fantasía medio rara, pero varios de aquellos que se presentaron a la llamada ‘insurrección’, están valiéndose de su participación en ese álgido momento para intentar conseguir un encuentro romántico en línea. Y bueno, eso le ha salido caro.

Algunas de estas personas, por alguna extraña razón, están subiendo a la aplicación de citas Bumble fotos suyas y material con el que evidencian su aparición en la toma del edificio del Congreso de EE.UU. A partir de ello, otros usuarios de esa app han entregado información al FBI para identificar a los implicados.

En los últimos años, hemos visto cómo la interacción social queda a expensas ya no solo de las redes sociales, también de las aplicaciones móviles como Tinder, OkCupid o Match cuya función básica se basa que pactemos una cita con alguien. Si bien nos va, ese podría ser el comienzo de una fructífera relación amorosa.

Bajo ese mismo manto funciona Bumble, una plataforma fundada por Whitney Wolfe Herd (ex desarrolladora de Tinder). Sin embargo, esta app tiene algunas particularidades esenciales que la diferencian de sus competidores. En el caso de los emparejamientos heterosexuales, la regla de oro es que solo las usuarias pueden hacer el primer contacto. De ahí uno de sus lemas que dice “women make the first move”(las mujeres hacen la primera movida).

La otra funcionalidad, la cual nos atañe de lleno en esta ocasión, es que los usuarios y usuarias pueden modificar los filtros de búsqueda de personas con base en su ideología política. De esta manera, una persona -sea quien sea- puede identificarte como conservador o  liberal; republicano o demócrata (claro, si es que vives en Estados Unidos).

En los días posteriores al asedio en el Capitolio, varias usuarias comentaron en redes sociales que habían aprovechado el filtro de búsqueda antes mencionado para identificar a participantes de la turba. Para la sorpresa de algunas de ellas, varios potenciales sujetos (citas) habían actualizado sus perfiles con fotos donde se les ve a ellos en los desmanes del edificio de gobierno.

Una que otra usuaria incluso señaló que ya se encontraba en contacto con el FBI para dar información sobre los sospechosos con los que hacía match. Y de verdad que no eran pocas las mujeres que se sumaron a la iniciativa. Todo eso hizo eco en reconocidos veteranos de la CIA como John Sipher, quien aplaudió desde su cuenta de Twitter el uso improvisado que se estaba dando a Bumble.

Por supuesto, el asunto hizo ruido en la gente detrás de Bumble y la compañía decidió tomar medidas drásticas en ambos sentidos, alegando que actuaría contra toda persona que violara sus políticas de uso. El pasado 12 de enero, la plataforma emitió un comunicado en el que especificó que eliminará a cualquier usuario que haya participado en los eventos del Capitolio.

Unos días después, el 14 de enero, la aplicación también anunció que eliminó temporalmente el filtro de búsqueda basado en la preferencia política, esto con el objetivo de que no se le diera un uso inadecuado. La duda que ahora prevalece es si la práctica de esas usuarias era realmente perjudicial o era un asunto de seguridad. Como sea, la transición política en Estados Unidos no ha sido lo más tranquila que se esperaba y tiene efecto en los espacios más recónditos del internet.