Pakistán bloquea Apps de citas por inmorales

Pakistán le da un duro golpe a la comunicación personal

Ciertamente el mundo está cambiando a ritmo veloz y, quizá muchas personas, autoridades y/o países no estén listas para ver la evidencia de lo que de todas formas ya sucedía. Quizá no es que la tecnología nos haga cambiar sino que muchas cosas que estaban ocultas, salen a la luz. Sobre este tema, la Autoridad de Telecomunicaciones de Pakistán decidió bloquear a cinco aplicaciones de citas que operaban en ese país.

De acuerdo Reuters, dicha entidad bloqueó a Tinder, Grindr, Tagged, Skout y SayHi luego de que las empresas no respondieran a un aviso inicial con el que se solicitó que eliminaran sus servicios de citas y moderaran el contenido de streaming en sus plataformas de acuerdo a las leyes locales.

En ese sentido, la Autoridad de Telecomunicaciones de Pakistán sostiene que estas aplicaciones fueron notificadas del bloqueo “teniendo en cuenta los efectos negativos de la difusión de contenido inmoral / indecente”.

Según datos de la firma Sensor Tower recogidos por Reuters, Tinder se ha descargado más de 440 mil veces durante los últimos 12 meses en Pakistán. Todo mientras Grindr, Tagged y SayHi han conseguido 300 mil descargas respectivamente en ese país durante el mismo período de tiempo y Skout hizo lo propio con 100 mil descargas.

Pero Pakistán es una nación islámica que considera que las relaciones extramatrimoniales y la homosexualidad son ilegales. Además, esta no es la primera vez que apunta contra reconocidas aplicaciones con sus regulaciones.

De hecho, en julio de este año la Autoridad de Telecomunicaciones de Pakistán emitió una “advertencia final” contra TikTok señalando que la app tenía que implementar “un mecanismo integral para controlar la obscenidad, la vulgaridad y la inmoralidad a través de su aplicación de redes sociales”.

Por ahora no está claro por cuánto tiempo se extenderá este bloqueo en Pakistán contra Tinder, Grindr y las otras aplicaciones de citas, sin embargo, la Autoridad de Telecomunicaciones de Pakistán planteó que reconsideraría su decisión “siempre que la administración de las empresas garantice el cumplimiento de las leyes locales”.