Samsung le da la espalda a Huawei

Sigue la guerra comercial contra Huawei

A raíz del endurecimiento de las sanciones impulsadas por el gobierno de Estados Unidos, a partir de la hoja de ruta establecida por la administración Trump en medio de la guerra comercial con China, las compañías Samsung y SK Hynix dejarían de venderles semiconductores a Huawei.

Según la agencia Upi, ambas compañías suspenderán sus lucrativos negocios de chips con Huawei a partir del próximo 15 de septiembre, día en el que comenzarán a implementarse nuevas reglas impulsadas desde agosto en contra de la compañía china… Quién sabe qué les habrá prometido Estados Unidos para que esos dos dejen de venderle semiconductores a una empresa tan grande como Huawei…

La medida busca prohibir que las compañías que no son estadounidenses, como es el caso de Samsung, vendan componentes que fueron desarrollados con tecnología de su país.

Es decir, ya no basta solo con bloquear aspectos de software, como sucedió previamente con las medidas que cortaron los accesos de Huawei a los servicios de Google, sino que también ahora van por ahogar el hardware. Tal cual como lo hace Estados Unidos o los países aliados cuando atacan, están por atacar o dejaron de atacar marcialmente a una nación.

En todo ese escenario, se han generado dudas respecto al futuro de la producción de los chips Kirin de Huawei, mientras el gobierno chino ha impulsado a otros proveedores internos, disparado en contra de las acciones “arbitrarias” de Estados Unidos, que sigue esgrimiendo problemas de seguridad nacional.

Este lío no parece terminar y, sin duda, es un reflejo de las políticas laborales y de producción que se están llevando regional y localmente, por ejemplo ¿cuál será la relación de este impulso de bloqueo de Estados Unidos contra Huawey y el nuevo Tratado de Comercio regional? ¿Será que Estados Unidos prometió compras extraordinarias de semiconductores?