Les dejamos con los mejores juegos para papás gamers

Como ya bien saben, se acerca el día del padre y bueno, mientras más pasa el tiempo nos encontramos con más y más papás y mamás que son gamers y claro, los estereotipos de la masculinidad y la hombría con relación a la paternidad siempre han ido de la mano con el desarrollo narrativo de los videojuegos.

A lo largo de la historia de los videojuegos, la paternidad siempre ha estado presente. De hecho, ni siquiera sus personajes tienen que tener un lazo familiar directo para que este elemento se haga parte de las temáticas.

Desde científicos que crean a robots con habilidades prodigiosas para salvar al mundo hasta simios que de alguna forma lograron tener a su versión “junior”, los padres siempre han podido ser parte de las aventuras que hemos emprendido al mando de un joystick.

Pero aunque en el pasado generalmente los padres eran figuras secundarias, a las que rara vez podías controlar, su presencia evolucionó de tal forma, que actualmente no es raro toparse con personajes que tienen el peso de ser padres y que deben preocuparse de mucho más que su mera individualidad.

Ya sea que haya que proteger a alguien indefenso o que debas guiar por una senda justa, este tipo de dinámicas han dado pie a grandes historias en los últimos años. Más aún, cuando han logrado tocar las teclas precisas, ya sea sobre el amor incondicional de un padre o la necesidad imperativa de proteger, sus historias han desentramado propuestas que están entre lo mejor que nos puede ofrecer la interactividad misma que define a los videojuegos.

A continuación abordamos algunos de los mejores ejemplos.

La saga Bioshock

Obviamente un videojuego que cuenta con “Big Daddys” no podía estar ausente. Toda la historia del primer videojuego tiene relación con los pecados de los padres que deben asumir los hijos, mientras que a lo largo del camino va surgiendo el instinto paternal para cuidar a las “Little Sisters”, que son pequeñas criaturas que corren riesgo en la ciudad submarina de Raptura, una utopia que se volvió una distopía por la codicia de algunos.

Especialmente en el segundo videojuego de la saga, Bioshock 2, queda claro que la historia central, y las decisiones que tomamos a lo largo de la historia, determinan un escenario que aborda cómo la clase de padre que eres, termina dando forma a lo que tus hijos terminará siendo. Un tema poderoso.

Actualmente la trilogía original se puede adquirir bajo el nombre de “Bioshock: The Collection”en Microsoft Windows, PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch.

God of War

Tanto como tiene relación con la guerra, la reinvención de God of War no deja de lado al instinto paterno. Trasladado a un escenario de monstruos y dioses nórdicos, este capítulo de la historia Kratos también cuenta con un gran gancho por la historia de un padre y su hijo, quienes aprenden el uno del otro, en medio de una travesía épica que está entre lo mejor que puede ofrecer el terreno de los videojuegos.

Con múltiples premios que lo elevaron como el mejor videojuego lanzado en 2018, God of War comienza en un entorno íntimo, en donde padre e hijo deben avanzar para cumplir un último deseo, mientras la relación entre ambos tambalea ante el secreto de que el héroe al centro de todo es un Dios. Y obviamente ser el hijo de uno no es fácil.

El videojuego está disponible en Playstation 4.

The Last of Us

En la antesala del lanzamiento de la esperada secuela, siempre es bueno recordar a la primera entrega, que nos presentó un escenario post-apocalíptico en dónde un tipo que inicialmente solo acepta la posibilidad de una recompensa, termina creando un lazo paternal con una adolescente con la que no comparte ninguna lazo sanguíneo.

En medio de la amenaza de infectados violentos, que dan un tono zombie a toda la propuesta de este videojuego, The Last of Us tiene un solo foco: el desarrollo en la relación de sus protagonistas, llamados Joel y Ellie, mientras deben sortear una travesía importante con la promesa de una cura. Pero es el nexo que se forja entre ambos lo que permitió entregar una historia significativa que no pasó desapercibida y que puso broche de oro a lo que fue la Playstation 3.

Una versión remasterizada se puede comprar en Playstation 4.

Heavy Rain

Si quieren una historia adulta con un gran drama interactivo, no busquen más y quédense con Heavy Rain. Después de todo, es la historia de un padre que se culpa de la muerte accidental de su hijos, mientras su otro hijo termina siendo secuestrado por… un asesino serial.

Obviamente, en un juego de este tipo, el foco de la paternidad y la responsabilidad no es menor, pero el foco narrativo da pie a que todas las decisiones estén en nuestras manos a partir de las acciones que vayamos ejecutando. Y aunque el final feliz es posible, la “lluvia pesada” puede volverse realmente oscura si nuestras acciones no logran con una solución satisfactoria para cada uno de los personajes que podemos controlar.

El videojuego se lanzó en Playstation 3, aunque existen versiones para PlayStation 4 y Microsoft Windows.

Red Dead Redemption

Nadie está a salvo de las malas decisiones. Pero en el caso de John Marston, al menos por un tiempo pudo dejarlas atrás al dejar su mal vivir para buscar la paz junto a su familia. El problema es que, como generalmente sucede en los entornos de western, el pasado lo azota de tal forma, que debe volver a sus días de pistolero para atrapar a su antigua pandilla y liberar así a sus seres queridos.

Red Dead Redemption es un videojuego apasionante, que cuenta con una gran historia de fondo, en el que un padre debe hacer todo lo que está de su lado para repartir justicia en nombre de las autoridades que tampoco lo perdonarán así como así. E inevitablemente, la historia se cerrará una vez que el hijo logra cobrar la deuda del padre.

Aunque salió en Xbox 350 y Playstation 3, la actual generación de consolas entregó una precuela en la que inevitablemente la historia de John Marston vuelve a la luz durante sus tiempos de pandillero. Dicho juego, Read Dead Redemption 2, se encuentra disponible en PlayStation 4, Xbox One y Microsoft Windows.

Death Stranding

Aunque inicialmente es visto como un videojuego en el que solo hay que repartir paquetes en un mundo post-apocalíptico, inevitablemente la historia de Death Stranding nos establece un escenario en el que la paternidad es el componente clave de todo su entramado.

No solo está el hecho de que tenemos que cuidar y proteger a una especie de bebé de probeta que nos ayuda a detectar entes fantasmales en nuestro camino, mientras nos decidimos a cruzar todo Estados Unidos para unir a un país resquebrajado por un apocalipsis, sino que también surge un tipo que reclama desde el más allá que su BB sea devuelto. Los giros de la historia terminan creando algo no menor: que creemos un lazo de paternidad con la criatura, mientras la propia condición de mesías de Sam Porter Bridges, el protagonista de la historia, sea puesta a prueba.

El videojuego salió el año pasado en Playstation 4, pero su precio ya está rebajado. Al mismo tiempo, una versión para Microsoft Windows estará pronto disponible.