Nintendo demandado por problemas de calidad

Los Joy-Con siguen siendo un problema para Nintendo

Si ustedes creían que todo en la villa de Nintendo era un cuento de hadas, les tenemos que decir que NO ES CIERTO. A los muchachos y muchachas de la Gran N les está lloviendo sobre mojado por una controversia alrededor de sus Joy-Con de Nintendo Switch. Este problema no es nuevo y, aun las pocas acciones que Nintendo ha tomado, el problema con los Joy-Con sigue generando repercusiones, y ahora Nintendo enfrenta una nueva demanda por esto.

Se trata de una mujer estadounidense y su hijo de 10 años quienes presentaron una demanda colectiva contra la compañía por el problema conocido como “Joy-Con drift”, y que ocurre cuando la palanca marca movimiento cuando no debería.

El documento explica que la demandante compró en diciembre de 2018 la consola a su hijo, y tan sólo un mes después los controles ya presentaban el problema de forma ocasional, pero este fue empeorando hasta que se volvieron completamente inutilizables. A raíz de esto, menciona en la demanda, compró otro par de Joy-Con oficiales, pero a los siete meses se volvió a replicar el problema.

Los abogados de la demandante explican que “los acusados continúan promocionando y vendiendo los productos con elconocimiento completo del defecto y sin explicar el defecto de los Joy-Con a los consumidores en su marketing, promoción o embalaje”, por lo que están pidiendo cinco millones de dólares en daños a Nintendo.

Según explican , Nintendo ha ocultado por razones financieras el problema y “no quieren dejar de vender los Productos, y/o podría necesitar gastar una cantidad significativa de dinero para solucionar el defecto”.

Cabe mencionar que hay una demanda colectiva desde 2019 contra Nintendo producto de este problema, y a comienzos de este año, comenzó en una etapa de arbitraje, donde se verá si ambas partes pueden conseguir un acuerdo extrajudicial. En caso de no lograrse, el caso volverá a tribunales.